Por Lucas Rodríguez
26 febrero, 2020

Malala es la ganadora del Nobel de la paz más joven de la historia. Si Greta sigue sus pasos, la destronaría.

Los personajes icónicos que surgen como líderes de opinión y modelos a seguir, tienden a aparecer de donde menos lo esperamos. El sentido común nos diría que son en las universidades, donde las personas más estudiosas y dedicadas forman sus cerebros e investigan, de donde deberían salir los líderes que nos inspirarán a luchar por lo que es nuestro y poner un reto a la sociedad en los problemas que tiene. Pero la realidad es muy distinta: los personajes más inspiradores suelen surgir inesperadamente; en muchos casos, suelen ser personas común y corrientes que simplemente se les acabó la paciencia y decidieron hacer algo al respecto. 

@gretathunberg

Greta Thunberg es el ejemplo más paradigmático. Quien empezó como una niña solitaria, que decidió sentarse con un letrero frente a las escaleras del parlamento sueco para protestar por lo que ella consideraba era la incapacidad y desinterés de su gobierno por hacerse cargo de los desafíos del calentamiento global, hoy es famosa en todo el mundo. Sus acciones fueron difundidas por los medios y las redes sociales, convirtiéndola en poco menos de un año en una activista reconocida que ha llegado incluso a dar discursos en las reuniones de las naciones unidas. Ha tenido una carrera tan ascendente y meteórica como no veíamos hace mucho tiempo. 

@malala

Pero Greta no fue la primera. Antes de ella han habido otras mujeres que decidieron rebelarse contra los problemas que veían a su alrededor. Una de las más conocidas de los últimos años fue Malala Yousafzai. Nacida en Pakistán, Malala describió las condiciones de abuso y maltrato que las niñas y otros grupos vulnerables debían sufrir día a día en su país a manos de los talibanes. Su notoriedad la llevó a sufrir un intento de asesinato de parte de un extremista de su país, lo que tuvo el efecto inesperado de solo aumentar su notoriedad. Su lucha por los derechos de las niñas a recibir educación y protección la ha llevado por todo el mundo, pero ayer la llevó al Reino Unido, donde se reunió con Greta. 

@malala

Hace un par de años. Malala ganó el premio Nobel de la Paz debido a su destacado trabajo. Para muchos analistas, Greta es muy probable que lo gane el 2020. Si esto es así, ambas estarán entrando en la misma categoría como niñas que decidieron que lo suyo no era la vida normal de una adolescente, sino que una existencia dedicada a ayudar a los que más lo necesitan.

 

Puede interesarte