¡Si hubiese sido así yo jamás habría visto la serie!

Ya son 13 temporadas de Grey’s Anatomy y hay misterios que aún no se explican. Pero algo pasó con su creadora, Shonda Rimes, que últimamente ha revelado importantes secretos ocultos por años. Primero fue en una entrevista a Entertainment Weekly, donde confesó que se arrepentía de una de las decenas de dolorosas muertes de sus queridos personajes. A mi corazón ya le costó aguantar eso… y eso que ni se imaginaba lo que seguía.

Rhimes se encuentra liderando una clase de escritura para TV y en ella ha dado a conocer otros datos que muy pocos sabían.

La idea original de Grey’s Anatomy era bastante distinta. En primer lugar, el hospital no iba a estar en Seattle. Shonda pensó que la trama ocurriría en una gran ciudad… al estilo de Nueva York o Boston.

«Sí, perra, ¡yo quiero ir!».

Además, ni siquiera el nombre era el que conocemos. La serie iba a ser llamada: CIRUJANOS.

¿Qué? Muuuuy poco original…

«Bueno ese, ¿huh?».

Aunque en realidad cualquiera de esas cosas me habría dado lo mismo con tal de que nunca cumpliera con su tercera idea… o su “no idea”: cuando grabaron el piloto de Grey’s Anatomy, un importante personaje no existía.

¿Quién? Redoble de tambores…

¡Karev! Sí, Alex Karev no existía en el primer episodio y tampoco iba a existir… ¡nunca!

El personaje se les vino a la cabeza cuando el piloto ya había sido grabado y tuvieron que sumarlo en el momento.

¿Qué habría sido de Izzie?

«Amo a Alex Karev».

¿De su amiga y a veces enemiga Arizona?

«Y tus pechos… tienes lindos pechos». 

¿Y de Jo Wilson?

«Apenas te vi esta semana… y apestó». 

¿O de la misma Meredith, que tiene en Karev a su mejor amigo? (Aunque muchos seguidores creen que deberían terminar juntos).

¡¿Y QUÉ SERÍA DE MÍ!?

Sé que las malas ideas existen, pero agradezco profundamente que la creadora haya dejado esta pasar…

¿Piensas lo mismo?

Puede interesarte