Por Maximiliano Díaz
10 enero, 2018

Nunca llegaron a estudiar su conexión, pero para muchos ésta es prueba suficiente.

Arthur y Dorothy estuvieron casados durante 67 años. Él tenía 91 y ella 88. ambos vivían en Newton Heath, Manchester, y contrajeron matrimonio en el año 1950. Durante esos años, Dorothy trabajaba en una fábrica, y su esposo era un habilidoso maquinista.

Años después, ella cambió de trabajo para cuidar de ancianos, y Arthur compró una fábrica de textiles, trabajo que tuvo hasta jubilarse. Entonces, comenzó a ser vendedor en una pequeña tienda de artesanías en cerámica.

Manchester Evening News WS

El 5 de enero la pareja murió. Lo sabemos, no es raro que dos personas con una edad tan avanzada mueran. Sin embargo, hay algo curioso en esta historia: muchas personas cercanas a ellos decían que tenían una conexión tan especial, que incluso podría haberse presumido que era telepatía. 

De hecho, murieron con una diferencia de una hora y media el uno del otro.

Y eso no es todo, ya que ambos estaban en distintos hospitales al morir. Apenas Dorothy supo que Arthur había muerto, ella comenzó a dejar este mundo también.

Ros Harding, una de las nietas del matrimonio aseguró:

«Le dijimos a ella que él había muerto, y luego dijimos: ‘Nana ya puedes irte’, y fue entonces cuando la vida se le comenzó a ir.

Manchester Evening News WS

Eran personas muy amables, todos en el área los conocían. Mi abuela podía estar siempre en la puerta mirándolos a todos. Cualquiera que los conozca diría lo mismo.»

La pareja enfermó en año nuevo. Arthur sufría de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, y Dorothy tenía problemas al corazón. Algunos días después, Arthur murió a las 6.45 de la mañana, y Dorothy a las 8.10. 

Tuvieron dos hijos, cuatro nietos, seis bisnietos, y hasta un tataranieto.

Puede interesarte