Por Luis Aranguren
15 julio, 2019

«Esta es una celebración de la vida después de la muerte», dijo la cantante a quienes criticaron ver a sus hijos correr en la majestuosa obra hecha en honor a todos los que ahí murieron.

Durante su paseo en Alemania la cantante Pink no perdió la oportunidad de pasear en su tiempo libre con su familia, fue ahí cuando decidieron ir al Memorial del Holocausto en Alemania, hecho en honor a todos los caídos en los campos de concentración.

Durante el recorrido los hijos de Pink quienes son unos pequeños niños que no ven el mundo de forma tan cerrada, decidieron correr. Ella como toda madre enamorada de sus lindas criaturas decidió capturar y compartir el momento en sus redes, pero después de eso empezó a recibir miles de ataques.

Getty Images

De inmediato defendió a sus hijos en las en Instagram donde publicó la fotografía mientras jugaban en el Holocausto Memorial. «Para mí, esta es una celebración de la vida después de la muerte. Por favor, mantengan su odio y juicio», dijo la cantante en uno de sus comentarios queriendo alejar a todos los malintencionados.

«Berlin, te amo.

Y para todos los que comentan; esos dos niños son actualmente judíos, como yo y todas las madres de mi familia. Es muy personal como construimos sus creencias. La persona que construyó esto cree que los niños debens er niños y para mi esto es una celebración después de la muerte. Por favor mantengan su odio y juicios para ustedes mismos.»

No fue una defensa sin fundamento, porque la cantante educó a todos sus seguidores y haters al citar al arquitecto Peter Eisenman, creador de este monumento que siempre creyó que los niños eran niños y resaltó una entrevista en la que dijo que era un lugar para los patinadores, picnics y para que niños jueguen al escondite.

Instagram/ Pink

Lo bueno es que los mensajes tontos no la detuvieron y durante la noche del concierto le fue muy bien, o al menos así lo colocó en su publicación a la que calificó como de «Una noche mágica».

View this post on Instagram

Magical night #berlin #love

A post shared by P!NK (@pink) on

Tras publicar una fotografía de su hijo sin pañal y recibir mensajes de odio por parte de algunas personas que no toleran ver a un niño «desnudo», Pink decidió que no compartiría más imágenes de sus hijos donde pudiesen ver sus caras. No permitiría que ellos sean víctimas del odio de los intolerantes.

Instagram/ Pink

La negatividad solo te afecta si tu lo permites, algo que sabe Pink muy bien. No permitirá que nada le arruine el día y mucho menos una red social que para nada define lo que ella es.

Puede interesarte