Por Alvaro Valenzuela
14 agosto, 2015

Seguramente así hubiera querido que fuera su funeral.

Lorna Johnson tenía 56 años cuando, después de  luchar por 9 meses, un cáncer le quitó la vida. Dejó 4 hijos y 10 nietos que la despidieron el día de su cremación justamente como le hubiera gustado. Ella era una fanática de las fiestas y de la época de Halloween, según contó al diario The Guardian uno de sus hijos, y por eso sus familiares decidieron despedirse de ella celebrando su vida. Muchas de las más de 100 personas que asistieron al funeral fueron disfrazados de Beetlejuice, el Demonio de Tasmania, brujas, entre otros. Incluso, el director de la funeraria que dirigió la ceremonia se vistió con un traje de Darth Vader de Star Wars.

darth-vader-funeral-lorna-johnson-luton-1

Steve Parsons/PA

Johnson era inglesa y vivía en Luton. Se clasificaba a si misma como una bruja blanca y le fascinaba leer las cartas del tarot y ese tipo de cosas. Durante el servicio se tocaron canciones de Dolly Parton e indie rock. Incluso terminaron el funeral con una canción de música trance. “Mi madre siempre decía que había que celebrar, que es necesario hacer fiestas. Así que no vamos a sentarnos en su despedida a sentir lástima por nosotros mismos. Mi madre no querría eso “, dijo Neil Johnson, uno de sus hijos a un medio local.

darth-vader-funeral-lorna-johnson-luton-2

Steve Parsons/PA

darth-vader-funeral-lorna-johnson-luton-3

Steve Parsons/PA

darth-vader-funeral-lorna-johnson-luton-5

Steve Parsons/PA

Me parece bien que sus hijos hayan homenajeado a su madre por lo que hizo en vida. Pues, a pesar de lo doloroso que es ver partir a un ser querido, creo que es bueno recordar a las personas por como eran en sus mejores momentos.

¿Y a ti como te gustaría que te recuerden?

Puede interesarte