Por Diego Cid
14 marzo, 2017

Cuando era pequeño lidió con la discriminación y falta de confianza. Ahora busca ser la segunda estadounidense en ganar esta competencia.

Estamos en un momento crucial. Nuestra sociedad está abriendo su mente y de a poco deja las prácticas retrógradas y discriminatorias en el pasado. Es un proceso lento, pero ha brindado oportunidades únicas, como concursos de belleza para mujeres transgénero. Camille Anderson es una de ellas y busca ganar la corona en el Miss Reina Internacional, a realizarse en Tailandia. Su viaje, desde que nació como hombre en Filipinas hasta este momento ha estado lleno de cambios y difíciles decisiones, pero todo esto le ha moldeado para estar ahora compitiendo.

Hace 25 años Camille era Mark, un niño probándose la ropa de su madre en una pequeña ciudad en Filipinas. Ahora se prepara para representar a los Estados Unidos en el Miss Reina Internacional, el concurso más importante para las mujeres transgénero a nivel mundial.

Ha ganado concursos de belleza en Los Ángeles, pero éste es el momento de la verdad. Todas lucen hermosas y la competencia está difícil.

“Me siento nerviosa e intimidada. Caminas en tacos día y noche, es como una prueba, pero tienes que ser capaz de lidiar con esto, pues estarás en la atención de todos. Sea lo que sea que suceda, será una experiencia que jamás olvidaré”.

Camille Anderson

Miss International Queen

La infancia fue bastante confusa cuando era Mark Cordeta y vivía en Tacloban, Filipinas. Le gustaba jugar con las niñas y cuando tenía 8 o 9 años usaba la ropa de su madre. Sus tacos y sostenes. Su familia se dio cuenta y pensaron que era gay, pero decidieron no tocar el tema y hacer que disimule lo que sucedía.

Intentó actuar como los demás niños de la escuela para evitar cualquier tipo de maltrato, abuso y discriminación. Más tarde se fue a vivir a Estados Unidos y fue en ese momento en que adquirió la libertad para actuar de forma femenina en público. Se dio cuenta que el asunto no era ser gay, sino que se sentía mujer. Así que dos años más tarde comenzó su gradual cambio de género. Gracias a los tratamientos hormonales e implantes de busto, Mark pasó a ser Kim, incluso de forma legal. Más adelante asumiría el nombre de Camille Anderson.

Posted by Kim Cordeta on Wednesday, March 8, 2017

La transición hizo que se separara de sus padres por un tiempo, quienes se habían divorciado y vivían en Los Ángeles. Sin embargo, fue una situación que sanó con el tiempo y luego recuperó su cariño y apoyo.

Ella se casaría con su novio Marco Hudec en 2013 y empezaría a trabajar como enfermera cerca de su hogar en Torrance, California. Él le insistió en que los concursos de belleza eran una muy buena idea.

“Nunca antes tuve la confianza. Él cree en mí más de lo que yo misma hago”.

Camille Anderson.

Miss International Queen

Y fue una excelente decisión. En dos años ganó tres competencias entre locales y nacionales: Miss Orgullo Los Ángeles 2014, Reina USA 2014 y Reina del Universo 2015.

Así tuvo la oportunidad de conocer a Caitlyn Jenner. Con todas estas coronas, pudo postular a la más importante, Miss Reina Internacional, a realizarse en Tailandia. Los concursos de belleza para mujeres transgénero son  bastante similares. Hay un desfile en vestido de gala, en traje de baño y las finalistas son entrevistadas acerca de sus sueños y esperanzas por el jurado. El protocolo al ganar es el mismo también, usan una corona y llevan flores.

Tv guesting and media interviews

Posted by Kim Cordeta on Tuesday, March 7, 2017

La gran diferencia reside en que si bien la mayoría de las reinas han sufrido por el sexismo, muchas no han sufrido por la discriminación hacia los grupos LGBT.

La competencia, que se lleva a cabo anualmente desde 2004 en Pattaya, una ciudad costera en Tailandia, considera a concursar a todas las mujeres entre 18 y 36 años que hayan nacido como hombres. Pueden representar su país de nacimiento o el que llevan en su pasaporte. La cirugía total de cambio de sexo no es un requisito y muchas de las concursantes no la han hecho. Camille lo tiene en mente, pero aún no se ha decidido.

“Muchas de las concursantes han tenido problemas de aceptación por parte de sus familias, así que estamos intentando levantar su autoestima. No estamos buscando belleza solamente. Se trata de la confianza”.

Alisa Phanthusak, Presidenta del Comité de Miss Reina Internacional.

“No quiero ser una activista, pero si te transformas en reina de belleza te vuelves un modelo a seguir. Hay mucha visibilidad para la comunidad transgénero en estos días, pero muchas personas nos tratan con odio, así que debemos mantenernos fuertes. Nuestras voces se están escuchando ahora más que nunca. Es sólo que tomará un poco de tiempo”.

Camille Anderson.

Miss Reina Internacional se realizará el 10 de marzo. ¡Esperemos que sea una excelente oportunidad para que las participantes puedan enviar su mensaje y pasarlo genialo!

Puede interesarte