Por Fernanda Peña
29 marzo, 2017

“Él estaba allí de pie, diciéndome ‘me estoy volviendo loco, tengo que hablar contigo'”.

Ser una estrella de televisión que derrocha dinero en ropa y maquillaje no debe ser nada fácil. Sobre todo cuando te das cuenta de que la gente ya no te puede abordar en la calle ni siquiera para hablar contigo. Esto fue lo que le pasó a Kendall Jenner una noche cuando llegaba a su casa.

@Thisischriswhite.com

La modelo de 21 años le contó lo sucedido aquella noche a su madre Kris Jenner y a Scott Disick en un nuevo capítulo de Keeping Up With The Kardashians. Les dijo que una noche un hombre desconocido estaba sentado justo al frente de su mansión, esperándola.

E!

“Vine a casa una noche y había un tipo sentado en el lado de mi calle. Pensé, ‘esto es tan raro’. Parecía un hombre sin hogar, sentado en sus rodillas en la calle”.

-comenzó contando.-

“Yo estaba como, ‘ok esto es raro’… Crucé la reja y me estacioné cerca de la puerta. Apagué mi coche, junté mis cosas y, cuando estaba a punto de abrir la puerta, miré por el espejo retrovisor: él estaba allí, de pie, diciéndome ‘me estoy volviendo loco, tengo que hablar contigo’. Yo le dije ‘Necesitas irte'”.

-le confesó a Scott Disick.-

E!

Pero aquél hombre siguió gritando y haciéndole una escena. Al final Kendall comenzó a llorar y decidió pedir la ayuda de un amigo…

“Llamé a uno de mis amigos inmediatamente. Estaba llorando y llorando.  Finalmente empecé a retroceder y me acerqué a la puerta de la casa. Abrí la puerta del auto y salí, pero él comenzó a correr detrás de mí. En ese momento fue cuando mis amigos llegaron y lo hicieron sentarse en la calle, esperando a que la policía viniera. Estaba llorando y asustado”.

-ultimó Kendall.-

Ahora la propia Kendall admite que no se siente segura viviendo sola.

E!

“Solía ​​ser la que era muy independiente. Siempre estuve un poco en paz, ahora todo ha cambiado completamente”.

-admitió.-

Según lo que se conoce, el presunto intruso fue llevado ante un tribunal en octubre por acosar a la modelo, y fue declarado culpable por irrumpir en su propiedad.

De acuerdo a su abogado, el hombre no tenía intención de hacerle daño a la joven, sino que solo quería hablar con ella. Luego alegó tener una enfermedad mental.

Posted by Sdfs Dfs on Tuesday, March 28, 2017

Esta es  penas una de las tantas polémicas que nos trae el próximo capítulo de Keeping Up With The Kardashians.

Puede interesarte