Por Catalina Maldonado
5 noviembre, 2019

Su vida dio un giro total cuando comenzó a perseguir sus sueños. Ahora es muy codiciado.

Cuando crees que estas destinado a un futuro, todo puede cambiar mientras te esfuerces, o quizás sea solo cuestión de suerte. Lo importante es que la posibilidad de cambiar tu destino esta a la vuelta de la esquina.

La vida del modelaje es a lo que muchos jóvenes aspiran, pero se aleja a medida que notan lo difícil que es entrar a la industria. Pero para Marcelo Lima esto no fue un inconveniente y luchó por sus sueños.

Instagram @marcellloliima

El joven de 22 años trabajaba en un humilde supermercado de donde realizaba todo tipo de actividades tales como empacar, cuidaba la tienda, vendía frutas, verduras y ayudaba a hornear pan. Todo eso por menos de 500 dólares al mes.

Instagram @marcellloliima

Pero la vida tenía algo mejor preparado para un joven que a simple vista no tenía nada especial, pero sí muchas ganas de conseguir sus objetivos.

Marcelo se presentó el año pasado al concurso Beauty Black, y sin esperar mucho, logró posicionarse entre los cinco mejores. Fue en ese momento que llamó la atención de un representante de una agencia de modelaje.

Brazilian Male Model

Entonces este joven trabajador de supermercado comenzó a hacer una carrera en el modelaje para llegar a convertirse en uno de los más codiciados, llegando incluso a modelar para la Semana de la Moda en Sao Paulo N-48.

Brazilian Male Model

Además de desfilar para grandes marcas como Joao Pimenta, Another Place, entre otras, también tendrá la oportunidad de estar en la pasarela de Ellus en su edición de regreso tras dos años ausentes.

Brazilian Male Model

Con un éxito indiscutible, Marcelo recuerda cómo comenzó su carrera y las posibilidades que la industria le ha dado:

«Fue a través del trabajo en el mercado que ayudé a mantener a mi madre y a mi abuela. Fue un trabajo duro, pero me gustó. Hice muchos amigos allí. Traté de no perder la fe de que las cosas podrían mejorar, y seguir haciendo mi trabajo”.

Ze Takahashi / FOTOSITE

Luchar por los sueños frente a las adversidades es algo valorable y un gran ejemplo para muchas personas que no se atreven a dar el siguiente paso.

Quién sabe, tal vez tú también eres un diamante sin pulir.

Puede interesarte