Por Pamela Silva
31 enero, 2019

Estudios comprueban que hay etapas donde las amigas son más importante incluso que la familia 👭👭👭👭💕💕💕

Cuando somos adolescente es muy sencillo ver a nuestras amigas todo el tiempo, y lo hacemos (por qué sí, cuando tenemos 15 lo único que hacemos es ver a nuestras amigas todo el tiempo). Pero al ir creciendo se vuelve cada vez más complicado, los estudios y después el trabajo hacen que sea difícil coordinar.

Empezamos a vernos cada vez menos, de pasar de verlas casi todos los días a con suerte una vez a la semana. Después, cuando se puede, de vez en cuando.

Y eso chicas, está muy, pero muy mal. No solo porque te alejas de tus amigas, sino porque daña tu salud.

Disney

Una serie de estudios del investigador William Chopik demostraron que en nuestra etapa de madurez es cuando más necesitamos a nuestras amigas -más que a la familia, sin ofender a nadie-. Y que cuando dejamos de verlos comenzamos a dañar nuestra salud.

Posiblemente nuestro estomago o pulmones sigan haciendo su trabajo como corresponde, pero es nuestra salud mental la que necesita ese apoyo emocional que solo tus mejores amigas pueden brindarte. Porque amigos, noticias, uno no sobrevive solo en este mundo.

Y no verlas hace que estés más estresado, cansado y poco a poco sí comenzará a afectar tu cuerpo porque eres incapaz de liberarte de todas las cargas emocionales que llevas a diario si no compartes con ellas.

NBC

Así que nunca tienen que dejar de ver a sus amigas, como mi mamá siempre dice: cuando uno quiere, puede. Así que hagan un tiempo en su agenda, no importa cuan cansadas estén júntense con sus amigas, salgan, vayan a comer, diviértanse juntas y no permitan que nada se interponga entre ustedes.

Sobre todo, que ningún muchacho las separe de sus amigas. Chicas, nadie, ni el mejor hombre del universo vale suficientemente la pena como para que sus mejores amigas se vuelvan extras en sus vidas.

Ellas siempre deben ser las protagonistas, ¿está claro?

Puede interesarte