Por Kat Gallardo
25 julio, 2018

Pidió ayuda, pero en Hollywood parecen no escuchar

Para todos fue impactante enterarnos de que la cantante y actriz de 25 años Demi Lovato se está recuperando de una posible sobredosis de drogas en un hospital de Los Ángeles. Pero con eso también viene la sensación de que se pudo evitar. ¿Cómo nos dijo Demi que todo iba en cuesta arriba?

El año pasado, Demi lanzó un documental llamado «Simply Complicated» (Simplemente Complicado), el cual venía acompañado de su sexto álbum Tell Me You Love Me. En el describió la constante lucha de la ex actriz de Disney contra la depresión, bulimia, autolesiones, abuso de drogas y alcoholismo.

https://www.instagram.com/p/BkP-lV4lbCC/?taken-by=ddlovato

En un momento dado, describió dos ocasiones en las que casi sufrió una sobredosis. «Una cosa que nunca dejaré de hacer es ser honesto», dice en el tráiler. «Eso es lo mejor que puedo hacer». A principios de este año, esta honestidad se tradujo una vez más en su música a través de la descarnada balada de piano Sober.

A través de su más reciente canción, Lovato se disculpa con los fanáticos, amigos y familiares por volver a su adicción después de seis años de sobriedad.

https://www.instagram.com/p/BlqV82zl54I/?tagged=demilovato

El boom adolescente de finales de los 90 promovió una falsa idea de perfección que terminó dañando a muchos artistas, lo cual ha seguido perpetuándose en las generaciones actuales. Las estrellas de pop adolescentes son perfiladas como saludables, lindas, delgadas, sobrias y equilibradas. Pero esta imagen difícil de conseguir ha dañado a muchas en el camino.

Demi quiso dejar de lado esa presión a temprana edad. Asumió rápidamente sus escándalos y excesos. Habló honestamente de sus problemas psicológicos y le hizo frente a sus inseguridades, incluída la bulimia. Contó que tenía un collage con artistas delgadísimas que miraba todo el tiempo. «Tenía a Amy Winehouse ahí y yo quería tanto todo eso. Quería ser tan delgada como ella, quería cantar como ella, quería ser como ella», dice en su documental.

May 2nd, 2009 – Arrives at her Hotel in New York City #demilovato #lovatics

A post shared by Demi Lovato (@ddlovatosdaily) on

El año 2010, dejó una gira que realizaba junto a los Jonas Brothers para ingresar a un centro de tratamiento por «problemas físicos y emocionales». El punto de inflexión fue una pelea en un avión en el que golpeó a un bailarín. En lugar de darle vueltas a la historia para salvar su reputación, Lovato asumió su responsabilidad y luego detalló su tratamiento en el documental de MTV Demi Lovato: Stay Strong.

La cantante contó que probó cocaína por primera vez a los 17 años mientras trabajaba para Disney. Pero este mundo no era nuevo para ella, ya que su padre (quien falleció el año 2013 a consecuencia de un cáncer), dijo: «Creo que siempre busqué lo que él encontró en las drogas y el alcohol porque lo satisfizo, y él eligió eso por sobre su familia».

https://www.instagram.com/p/BlQngERD-Hh/?tagged=simplycomplicated

En Simply Complicated, habla sobre su tratamiento del año 2010, confesando que no fue del todo exitoso, y que de hecho estaba bajo la influencia de la cocaína mientras era entrevistada sobre su aparente sobriedad. «No estaba trabajando en mi programa. No estaba lista para estar sobria. Lo hacía escondida en los aviones, escondiéndolo en los baños, escondiéndolo durante toda la noche. Nadie lo sabía «.

De esta forma, su última canción «Sober», se convierte en una brutal confesión pública, con una letra valiente y poderosa sobre lo que es sufrir una adicción.

Puede interesarte