Por Ronit Rosenberg
22 noviembre, 2018

Después de su sobredosis, la cantante solo quiere rodearse de buenas vibras.

Demi Lovato estuvo 6 años sobria, hasta que recayó con una sobredosis que la dejó al borde de la muerte. La internaron en un centro de rehabilitación de drogas y salud mental, donde determinaron que durante el tiempo que estuviese tratándose tendría que mantener muy poco contacto con el exterior y le prohibieron ciertas relaciones. Y aunque lo principal para sanarse en un caso así es admitir la propia responsabilidad, sin duda las malas juntas e influencias negativas hay también que cortarlas de raíz.

Le prohibieron volver a hablar con algunos «amigos», no se especificaron quiénes, y con un tío lejano que se sabe que le proporcionaba drogas. Lovato salió ya hace unas semanas del centro de rehabilitación y se la ha visto retomando su vida normal. Fue bastante criticada que ya estaba usando su celular; «a solo un tuit, puede conseguir droga nuevamente», dijeron. No obstante, la artista ha demostrado que está canalizando todas sus fuerzas en mejorarse.

MEGA

Fuentes cercanas a Demi dijeron a Entertainment Tonight que ella está alejándose de relaciones complicadas, pues quiere estar rodeada solo de buenas vibras. Y, sorprendentemente, Lovato considera a Selena Gómez y Nick Jonas como personas complejas. La cantante los dejó de seguir en su cuenta de Instagram; y a pesar de que últimamente no han mantenido contacto cercano, fueron íntimos amigos. Todos comenzaron juntos sus carreras en Disney.

Kevin Mazur

«Ella necesita rodearse de quienes apoyan sus metas y alejarse de la negatividad. Demi ha sobrepasado un gran camino. Está más madura y fuerte emocionalmente luego de este proceso. Ella se dio cuenta de que no hay cómo arreglar esto de forma rápida y ha aceptado que necesita tomarse el día a día. Ella aún tiene a una compañía para mantenerse sobria y ha construido un grupo de apoyo muy grande«, revelaron las fuentes.

Wireimage

Tanto como Gómez como Jonas le mandaron públicamente buenas vibras y una pronta mejoría a Demi en medio de su polémica sobredosis, sin embargo, por alguna razón Lovato considera que no son dignos de estar en su vida. Tal vez, porque representan un pasado muy doloroso de Lovato: la época en que sus adicciones comenzaron, justo cuando estaba filmando la película «Camp Rock».

MEGA

Los 90 días en rehabilitación para Demi le cambiaron en 180 grados la perspectiva de su vida. Según sus cercanos, ella quiere mantenerse fuera del centro rehabilitación y para eso está dispuesta a todo: incluso cortar amistades del pasado. Se dio cuenta que un paso muy importante para su mejoría completa era alejarse por completo de quienes apoyaban y pertenecían a su precario estilo de vida anterior.

Esperamos que pronto ya haya dejado los fantasmas de las drogas atrás y pueda continuar con su vida.

Puede interesarte