Por Vicente Quijada
7 agosto, 2018

Por suerte, hay algunos que han logrado salir de la adicción y hoy siguen con su vida.

A pesar de la larga lucha que ha dado Demi Lovato contra su adicción a las drogas, el 24 de julio volvió a caer y tuvo una sobredosis que casi acaba con su vida, conmocionando a sus fanáticos. Sin embargo, la ex Disney Channel ya está estable y ahora entró a un centro de rehabilitación para iniciar, una vez más, su batalla contra la heroína.

@DdLovato

Y no es casualidad que sea esta droga, una que ha estado permanentemente ligada al mundo del espectáculo, arrastrando tempranamente a un sinfín de talentosos artistas. ¿Recuerdan al famoso “Club de los 27”? Leyendas de la música como Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison que perecieron a esa edad y precisamente por culpa de dicha adicción.

Pero, tal como quedó en evidencia con el caso de Lovato, esta droga no es exclusiva del rock y ha golpeado a diversas áreas de la industria y la población, con casi un millón de consumidores en Estados Unidos para el año 2016, según datos de la Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas y Salud. Philip Seymour Hoffman, el conocido actor que dejó su huella en películas como “El gran Lebowski”, “Magnolia” y “Moneyball” es otra de sus víctimas, al ser encontrado muerto en 2014 con una aguja en el brazo. 

James Keivom

Cory Monteith, otro famoso interprete, conocido por su papel en Glee -como Finn Hudson-, falleció en 2013 por una sobredosis de la sustancia, luego de haber intentado en incontables ocasiones escapar de la adicción a la heroína.

Pero también hay quienes han logrado escapar, como Keith Richards, de los Rolling Stones, quien a mediados de los 70s luchó contra la droga y, por suerte, salió victorioso gracias al apoyo de sus compañeros. Ya más reciente está el caso de Nicole Richie, la ex estrella de televisión y hoy dueña de su propia marca de ropa, quien a los 13 años (!) probó por primera vez la heroína.

AP

La acción a tiempo logró salvarla, a diferencia de las 35 mil personas que perecieron en Norteamérica durante el 2016, lo cual ha hecho que Donald Trump considere este tema -y su crecimiento en los últimos 5 años- “un problema serio”. “Vamos a poner un montón de tiempo, un montón de esfuerzo y un montón de dinero en la crisis de los opiáceos”, afirmó el mandatario.

Lamentablemente, la droga sigue ganando adeptos -y víctimas- en el mundo. Y no todos son famosos. 

Puede interesarte