Por Andrea Araya Moya
18 julio, 2019

Existió una Diana Spencer en 1735… pero tuvo un trágico final.

Próximamente se cumplirán 22 años de la trágica muerte de la Princesa Diana. Y su recuerdo está más vivo que nunca, sobre todo en sus hijos William y Harry, quien recientemente decidió recordarla en el bautizo de su hijo Archie. Sin embargo, no ha sido la única manera de traer a la memoria a Lady Di, pues continúan apareciendo detalles de su vida y uno de ellos tiene que ver literalmente con su nombre.

Diana Spencer, conocida como la Princesa Diana o Diana de Gales, no fue la única con ese nombre en su familia. Y, al parecer está maldito.

En el siglo XVIII, existió otra Lady Diana Spencer, quien también buscaba casarse con el entonces Príncipe de Gales y heredero al trono. Pero su vida, al igual que la Diana que conocemos, estuvo plagada de tragedias y tristes sucesos.

AP

Lady Diana Spencer nació en 1710, tenía cuatro hermanos mayores, todos hijos de los condes Ana y Carlos de Sunderland. Pero Diana perdió a su madre cuando tenía sólo seis años y, poco tiempo después, a la edad de 12, su padre murió. La joven tuvo que ser criada por sus abuelos.

La abuela de Diana, Sarah Churchill, la crió como una joven muy culta, amante de la música y con una belleza increíble, tanto que se posicionó como una de las solteras más cotizadas entre los jóvenes de la nobleza. Pero si bien todas las propuestas fueron rechazadas, el príncipe de Gales, Federico, logró conquistarla.

AP

El matrimonio se veía venir, pero Robert Walpole, primer ministro británico, impidió el enlace y apoyó la unión del príncipe con la princesa Augusta de Sajonia-Gotha. Mientras tanto, Diana contrajo matrimonio con Lord John Rusell.

Lady Diana se embarazó tres veces, pero ninguno de los bebés sobrevivió. De hecho, en el tercer embarazo, Diana enfermó de tuberculosis y murió tan solo a los 25 años de edad, en 1735. Y desde entonces nadie ha querido llevar el nombre de la princesa, hasta Lady Di.

AP

En el libro «La primera Lady Diana Spencer» se cuenta la tragedia familiar que muchos consideran como una maldición. Sin embargo, en honor a su madre, el príncipe William y Kate nombraron a su hija Charlotte Elizabeth Diana. ¿Podrá terminar con esta supuesta maldición y tener un mejor futuro que la amada Diana?

Esperamos que sí.

Puede interesarte