Por Constanza Suárez
24 mayo, 2018

Rompió el silencio y contó la verdad detrás de su malhumorado rostro. Un simple detalle le provocó alivio.

La boda real captó la atención de todo el mundo el sábado por la mañana. Es que la unión entre Meghan Markle y el Príncipe Harry era uno de los eventos más esperados de este año.

First kiss #RoyalWedding

A post shared by Kensington Palace (@kensingtonroyal) on

Pero no solo la pareja era foco de nuestra emoción, sino que también las celebridades que asistieron. Oprah Winfrey nos deleitó con su fascinante presencia, Amal y George Clooney con su elegancia y por supuesto, los Beckham.

Sin embargo, Victoria fue blanco de críticas cuando apareció en el Castillo de Windsor: su rostro de mal humor fue cuestionado. A pesar de que esa ha sido la expresión recurrente de la ex Spice Girls desde que se hizo conocida, pero bueno.

Splash News

Victoria no quiso quedarse callada viendo cómo hablaban de ella, así que decidió romper el silencio acerca de su situación. Resulta que Victoria estaba muy alejada de la infelicidad, según Mirror, en realidad se sintió aliviada.

AP

En declaraciones a The Evening Standard, Victoria dijo: “Honestamente, fue un alivio no estar muy embarazada en esta boda real, fue una alegría poder elegir cualquier cosa que quisiera ponerme”

Recordemos que para la boda de William y Kate, en 2011, ella estaba embarazada de su hija Harper.

AP

Así que para la boda de Harry y Meghan, ella podía tener su venganza. Eligió un vestido azul marino. “El vestido es uno de mis favoritos: no está en la tienda hasta noviembre, pero hemos tenido tantas preguntas al respecto que estoy viendo si puedo presentarlo”, dijo sobre su elección.

La verdad es que vimos a Victoria enojada, pero ella estaba más feliz y tranquila que nunca.

Puede interesarte