Por Pablo Román
30 mayo, 2018

Sólo tiene 10 años. ¿Qué pasa con el derecho de los niños en las redes sociales?

El mundo es un lugar enigmático, donde las personas crearon leyes para romperlas. Uno de los primeros mandatos conocidos fue la ley de talión, donde se castigaba a la persona con algo recíproco. El código de Hammurabi, por ejemplo, “establecía que si un hijo había golpeado al padre, se le cortarían las manos”. 

En el antiguo testamento están los 10 mandamientos donde dice explícitamente, “No hurtarás” ¿Qué hace la mayoría? Pues roba.

Y que mejor ejemplo que nuestros hermosos tiempos modernos, donde estamos regidos por leyes mundiales como los derechos humanos y el de niñas, niños y adolescentes. 

Pixabay

Por ejemplo, la hija de Jennifer Lopez acaba de ser vulnerada y denigrada por su apariencia.

En diciembre, la pequeña Emme, hija que tiene con Marc Anthony, de 1o años, vivió las exigencias de las leyes implícitas de la sociedad.

Instagram

Esto es lo que gente dijo sobre Emme:

Instagram

Como pueden ver, luego no me sorprende ver a estas niñas con desorden alimenticio o volviéndose adicta a las cirugías plásticas luego de leer este tipo de mensajes a tan corta edad.

Y así es como tiramos a la basura el “derecho a no ser discriminados”.  

Ahora, la actriz y cantante dio una entrevista explicando lo que tuvo que vivir con este evidente ataque a su retoño. Y no sólo eso, también comentó la enseñanza que le entregó para superar estas ofensas.

Lo que dejó claro es que la belleza física no es lo más importante en la vida, sino que ser gentil y ayudar al resto cuando esté en peligro o tristes por algún motivo.

“Lo único que quiero enseñarle a mi hija es a amarse y respetarse. Instagram y otras redes sociales son divertidas, pero al final del día estás viviendo en tiempo real, donde tienes a un grupo central de amigos y familiares. Intento que se concentre en las cosas que importan como el ser una buena persona, amiga e hija, a ser feliz consigo misma y hacer todas las cosas que ama”, contó en una entrevista InStyle.

Instagram

Nos siguiéramos rigiendo con el código de Hammurabi, es probable que la condena hubiera sido ser insultados en las redes sociales de los responsables. 

Pero como ya no vivimos como en la antigüedad y somos unos bárbaros, lo importante es pensar 2 veces lo que escribirás. Piénsalo, puede que termines hiriendo los sentimientos de otra pequeña.  

Puede interesarte