Por Elena Cortés
20 febrero, 2017

No puede ser taaaaan malo.

Entre sus múltiples personalidades captadas en cámara, el presidente Donald Trump demostró que sí tiene corazón (de cierta manera), después de ser captado al lado de sus nietos Arabella y Joseph (hijos de Ivanka) el fin de semana. Los pequeños estaban bien abrigados cruzando la Casa Blanca y a punto de abordar un avión con su abuelo a Carolina del Sur (Estados Unidos).

Los nietos de Donald Trump fueron a visitarlo junto a sus papás a la Casa Blanca el fin de semana:

AP

Ivanka Trump compartió por sus redes sociales tiernas fotos de Arabella y Joseph descubriendo de a pocos la Casa Blanca, mientras esperaban a abordar un avión rumbo a Carolina del Sur. 

En imágenes se captó como un “adorable” Trump ayudaba a los pequeñitos a subir al avión.

AP

El presidente se aferró de sus nietos:

AFP

Y sí, primero un saludo antes de despegar.

AP

¡Se ven felices… Donald Trump siempre serio!

AFP/Getty Images
AP

La hija “preferida”, Ivanka, junto a su esposa, obviamente no pudieron pasar desapercibidos, quienes también estuvieron presentes. 

AP

Nunca falta su sonrisa:

Getty Images
Getty Images
AP

Se sabe que Donald Trump fue rumbo a Carolina del Sur para “hablar de trabajos” así como lo tuiteó el viernes a través de su Twitter oficial:

Yendo a Charleston, Carolina del Sur, para pasar tiempo con Boeing y hablar de trabajos. Espero con ansías. 

Ivanka lució un hermoso abrigo blanco.

EPA

Estas son las fotos más tierna de todo el “encuentro”:

Instagram Ivanka Trump
Instagram Ivanka Trump

Y esto fue finalmente cuando los Trumps llegaron a su lugar de destino:

Donald Trump visitando a la planta de Boeing.

Con el director de Boeing Dennis Muilenburg, y su hija Ivanka al fondo. 

Aquí se habló sobre la importancia de la manufacturación en Estados Unidos.

¿Qué opinas sobre esto?

Puede interesarte