Por Diego Cid
14 julio, 2017

De todas formas, incluso una roca común y corriente haría mejor trabajo que Donald Trump.

Sí, suena bastante difícil de creer, incluso totalmente improbable, pero luego de que protagonizara un sketch de comedia en Saturday Night Live donde hacía campaña para presidente, las cosas parecen volverse bastante serias para Dwayne Johnson, quien como luchador de la WWE (entonces WWF) se ganara el apodo de “La Roca”, por razones bastante obvias.

Según registros, un hombre llamado Kenton Tilford, de Virginia del Oeste, habría llenado los papeles oficiales para su campaña presidencial, aunque aún se desconoce cuál es la conexión entre él y Johnson.

A pesar de que le hemos visto en muchísimas películas, cuesta imaginar que quien también interpretara un hada por accidente pudiese convertirse en Presidente de Estados Unidos. Aunque claro, cuando Trump postuló, también pensamos que sería sólo un chiste.

Imagina que se alza un acalorado debate entre Mark y La Roca, entonces, de la nada, un buen golpe deja a Mark en el piso y Johnson comienza a rebotar de lado a lado.

Sí, representando a todos los ciudadanos, se vendría El Codazo del Pueblo.

“No permitiré ninguna alza a los impuestos de los más pobres”.

Imagina la cumbre del G8, con Dwayne preguntando si “pueden oleeeeeeeeeeer, lo que la Roca está cocinando”.

Los rumores han circulado por un buen tiempo ya. En junio de 2016, Alyssa Rosenberg de The Washington Post escribió una columna donde destacaba por qué La Roca sería un candidato viable.

En especial debido a su popularidad global y nacional, que le ayudarían a tener apoyo rápidamente.

“Como no tiene ni se ha envuelto en problemas políticos, el silencio de Johnson en la materia le da antecedentes limpios, por lo que no se le podría atacar en ese ámbito.

También podría realizar una serie de donaciones políticas y de caridad elegidas con cuidado, para empezar a construir su posición.

Es más fácil enseñarle a alguien los temas de conversación que el carisma”.

Alyssa Rosenberg.

La Roca no tardó en reaccionar en una publicación de Instagram:

“Un artículo interesante de que si postulara a presidente podría ganar. Hizo una buena investigación en mi pasado como descendiente de esclavos luchando por su libertad (…) Me preocupo MUCHO por nuestro país… y la idea de ser presidente algún día para crear real impacto positivo a escala global es muy atractiva. PEEEEERO hasta ese posible día, lo más importante en este momento es liderazgo fuerte y honesto de los líderes actuales y futuros de este país”.

Hasta ese momento, aún estaba jugando con la idea, pero ahora parece que las cosas se están volviendo bastante serias, pues ha declarado preocuparse del respeto hacia las fuerzas armadas del país y el liderazgo que se debe construir tomando decisiones responsables que incluyan al pueblo y no le hagan callar.

Y aunque no sabemos si sería republicano o demócrata, parece que poco a poco se está gestando su carrera presidencial. ¿Cometerá EEUU el mismo error, o este podría, de hecho, hacerlo bien?

Puede interesarte