Por Maximiliano Díaz
27 diciembre, 2017

La universidad es un espacio donde es fácil descontrolarse.

Hace un mes atrás, la hija de Barack, Malia Obama, comenzaba a dar que hablar por su comportamiento dentro del ambiente universitario. En esa ocasión, la noticia fue ver a la hija del ex presidente de los Estados Unidos besando a un chico en un partido de fútbol americano. Ambos estaban en un notable estado de ebriedad. 

Días después, se supo que la joven estudiante estaba besando a Rory Farquharson, hijo de un poderoso británico: inversor y multimillonario.

Ahora, la famosa página Radar Online, terminó por confirmar que el hecho que sucedió durante el encuentro deportivo no fue aislado, ya que Malia terminó su primer semestre en Harvard nadando en alcohol, trasnochando varias veces a la semana, y conociendo a muchos chicos. 

El chisme escaló a tal punto, que según indican las fuentes de la página, Barack Obama habría contratado a personas especializadas para monitorear a su joven hija de 19 años, ya que sus compañeros están de acuerdo en que su semestre académico no fue impecable, pero lugares como el nightclub Royale siempre la recordarán por su gran talento para fiestear.

Our happiness in this world depends on the affections we are enabled to inspire.

A post shared by Malia Ann Obama (@obama.malia) on

De todas formas, no hay por qué juzgar a Malia: es joven, quiere conocer gente y divertirse. ¿Qué serían los años universitarios si no se disfrutasen? No todo son estudios, Malia. Diviértete todo lo que necesites.

Puede interesarte