Por Antonio Rosselot
23 marzo, 2020

Si una condena de 23 años de cárcel no era suficiente castigo, el otrora productor más cotizado de Hollywood recibió otro cachetazo de parte del destino: actualmente, está en cuarentena dentro de una cárcel en Nueva York (EE.UU).

Las últimas dos semanas han sido realmente horribles para Harvey Weinstein, ex productor de Hollywood y una de las personalidades más conocidas de la industria del cine.

Hace unos días fue condenado, tras una larga investigación y posterior juicio, a 23 años efectivos de cárcel por agresión sexual y violación a dos mujeres en 2006 y 2013. Y como si fuese poco el castigo, ahora Weinstein dio positivo por coronavirus justo antes de que lo llevaran a la cárcel.

Getty Images

De acuerdo a lo reportado por Daily Mail, el ex productor habría manifestado a la gente de la prisión que tenía el virus al entrar a la cárcel de Wende —donde hoy está confinado—, ya que lo habían trasladado desde Rikers Island, una de las cárceles más icónicas del país, donde fueron confirmados 38 casos positivos del COVID-19.

Weinstein está en una situación de salud muy complicada, además del coronavirus. Desde que comenzó su juicio y caída, el ex productor usa un andador para trasladarse lentamente a todos lados; cuando se le dictó la sentencia e iba en camino a la cárcel, tuvo que parar en un hospital del camino por dolores en el pecho y presión sanguínea alta. Además, se le tuvo que poner un stent para desbloquear una de sus arterias.

Lions Share News

Claramente, la noticia dio vueltas por todas las redes sociales y varias personas se volcaron a Twitter para dar sus apreciaciones al respecto. Rose McGowan, una de las primeras actrices que acusó a Weinstein por agresiones sexuales, tuiteó: “Querido Harvey: en tu hora más oscura, arrepiéntete. Y en tu momento de mayor iluminación, libérate”.

Por otra parte Patricia Arquette, que también fue víctima del ex productor, fue un poco menos directa y comentó sobre lo injusto que es que sólo algunos puedan acceder a los tests de detección del coronavirus, los que escasean peligrosamente a lo largo de todo EE.UU.

Cárcel de Rikers Island, donde Weinstein contrajo el COVID-19. (AP)

Por otra parte, este tema también sirvió para hablar sobre lo peligroso que es un brote de la pandemia en las cárceles, ya que en general, ni los internos ni el personal cuentan con las condiciones sanitarias mínimas para frenar el contagio.

Sea como sea, ahora mismo Weinstein está —aún más— encerrado cumpliendo con su cuarentena obligatoria, mientras es monitoreado por el equipo médico de la cárcel de Wende. Así que no se preocupen chicos: si sienten que todo les sale mal, siempre habrá alguien que está peor que uno.

Puede interesarte