Por Lucas Rodríguez
5 junio, 2019

La casa real llegó a extremos ridículos para evitar que Rose Hanbury siquiera se viera con Kate. Ella sería la causa de los problemas entre los duques de Cambridge.

Hace un par de meses, la corona británica se vio golpeada por uno de esos escándalos que la remecen y ponen en duda su credibilidad como bastión de virtud. Los duques de Cambridge, William y Kate, siempre han sido vistos como el matrimonio perfecto. Kate era una inglesa de clase alta que representaba todo lo que los ingleses aman de su país, además de la novia de muchos años del hijo mayor de Diana de Gales.

Todo esto volvió aun más impactantes los rumores de que William le habría sido infiel.

Grosby

Nunca fueron confirmados, pero la sombra de este rumor ha perseguido a los duques desde entonces. La tercera parte de su conflicto sería la aristócrata Rose Hanbury, una amiga de Kate de muchos años que además se ha vuelto muy cercana a los duques en los últimos años. 

@royalnewsww

Esta sombra se manifestó en la cena que la realeza británica ofreció para honrar la visita del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Entre los invitados estuvieron las dos mujeres, pero ambas se sentaron e incluso, movieron por sectores completamente distintos del palacio y el comedor donde se colocó la mesa. 

PA

Medios como The Sun destacaron que el mayor detalle es que Kate y Rose, quienes alguna vez fueron tan amigas que nadie hubiera dudado de que se sentarían una al lado de la otra, cosa de comentar y reírse durante toda la cena, ahora estaban sentadas muy lejos. ¿Qué tan lejos? Una en una esquina y la otra en la esquina opuesta.

The Sun

Sobre los rumores, William los negó hace un tiempo. Pero el comportamiento de su esposa y de Rose vuelven más difícil creer del todo que no ocurrió nada.

Puede interesarte