Por Catalina Maldonado
28 julio, 2020

Se casaron en 2010, y un año después ya estaban tomando las medidas necesarias para dar fin a su matrimonio; medidas que culminaron en 2012. Una relación intensa y alocada que no estuvo exenta de conflictos.

A solo días de convertirse en madre por primera vez, nos parece imposible imaginar a Katy Perry con otra persona que no sea su adorado Orlando Bloom. Sin embargo, antes de él, la cantante tuvo varias relaciones y una incluso llegó al altar.

Katy Perry y el actor y showman, Russell Brand, se conocieron en 2009, un año después contrajeron matrimonio con una gran ceremonia hindú. Todo fue rápido e intenso, así como también fue su separación cuando un año después, él decidió dejar a su mujer a través de un mensaje de texto. 

AP

Cuando el romance recién estaba en pañales, todos los portales hablaban de la explosiva pareja que Perry y Brand formaban. Ambos muy expresivos, extrovertidos y con una fama que crecía como la espuma, no había forma de que no funcionara.

AP

Pero claro, la fama juega un papel crucial en la vida de una pareja que busca la estabilidad y al parecer sus chispeantes personalidades también tuvieron mucho que ver en su fracaso amoroso.

«Ellos no se han separado todavía, pero la situación no es buena. Sus peleas son cada vez peores por lo que la separación puede llegar más pronto de lo que se cree. Los dos son muy dramáticos por lo que la relación no va a durar» apostaba con acierto la fuente. Sólo unos días después se confirmó la ruptura en 2011.

Getty Images

En ese momento, Russell Brand solo se remitió a decir al mundo: «Lamentablemente, Katy y yo damos por concluido nuestro matrimonio. Yo siempre la he adorado y sé que vamos a seguir siendo amigos».

Por su parte, Katy Perry dijo lo siguiente: «La verdad es que soy una romántica y creí en el cuento de hadas. Hice todo lo que pude y aún así fracasó (el matrimonio). El sueño de estar enamorada es muy diferente de la realidad de hacerlo funcionar».

Getty Images

Sin embargo, hasta ese momento todavía no había una razón aparente, o al menos eso creímos. 

Cinco años tuvieron que pasar para que Russell Brand se pronunciara al respecto de los motivos del abrupta separación tras solo un año de casados:

«Katy estaba obviamente muy, muy ocupada. Yo también estaba apurado por aquel entonces, pero no en el mismo grado», explicó en ese momento el actor a In Conversation With. » El matrimonio no duró mucho tiempo y creo que fue debido a la naturaleza fluctuante de la fama, por las condiciones en las que vivíamos».

Aunque Russell aseguró que sus carreras profesionales habían sido el principal motivo de su distanciamiento, de acuerdo con Katy, su ex podía ser una persona magnética y muy divertida, pero también cruel y capaz de burlarse de ella.

Wireimage

Es aquí donde nos resuena la frase de esa asertiva fuente que confirmó el divorcio: «Los dos son muy dramáticos». 

El tiempo ha pasado y ellos no se han vuelto a referir a su divorcio, pero si dejan siempre una que otra palabra para el otro. Recientemente Russell se refirió a cuándo se enteró del embarazo de Katy Perry y aseguró que «eso le ha roto el corazón» en una entrevista en su Instagram. Katy no dijo nada.

Instagram @katyperry

Tanto Katy como Russell rehicieron sus vidas con otras personas. Ella junto a Orlando Bloom y él junto a Laura Gallacher desde 2015, con la que tiene una hija en común.

Un matrimonio fugaz pero que marcó la historia del espectáculo.

Puede interesarte