Por Andrea Araya Moya
23 mayo, 2017

Fue una de las heroínas de la tragedia.

Miles de fans disfrutaban del concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena en Inglaterra. Sin embargo, minutos después de que la artista terminara de interpretar una emotiva versión de “One Last Time” se escuchó un estruendo: una bomba había sido detonada por uno de los asistentes y, como resultado, 22 personas murieron y otras 59 resultaron heridas. Y probablemente podrían haber sido más víctimas, pero la madre de Ariana, Joan, hizo algo que los fans aún agradecen.

Joan Grande estaba sentada en primera fila mirando el concierto de su hija. Escuchó la explosión y fue testigo del terror de las personas que comenzaron a huir del lugar sin saber qué pasaba. En ese momento, Joan decidió llevar a backstage a un grupo de adolescentes para poder cuidarlos y evitar que resultaran heridos.

“Joan Grande, mamá de Ariana está siendo llamada ‘héroe’ después de usar su ‘instinto maternal’ para asegurarse de que 10 o más fans estuvieran seguros por las explosiones del concierto de anoche. Aparentemente estaba sentada al frente del escenario cuando las bombas explotaron y se llevó a los chicos a backstage para mantenerlos seguros hasta que todo estuviera mejor.

No sabía si Ariana estaba bien, pero se aseguró de ayudar a cuantos adolescentes pudiera. ¡Es la mejor!”

Según afirmaron testigos a TMZ, Joan le dijo a cerca de 10 niños que se quedaran con ella para que pudiesen ser llevados a un lugar menos peligroso. Cuando personal de seguridad del recinto se preparaba para llevarse a Ariana y a su madre, esta les dijo que se llevaran a los niños para que esperaran allí a que todo se calmara y pudiesen volver a casa sanos y salvos. Y lo logró.

Los fans no saben cómo agradecerle.

Fue otra de las grandes heroínas de la tragedia.

Puede interesarte