Por Camila Cáceres
12 mayo, 2017

No lo puedo creer.

Gracias a la maravillosa era tecnológica en la que vivimos, pudimos seguir los pasos de Kylie Jenner y su madre mientras estuvieron de visita en Perú, primeramente como embajadoras de la organización de ayuda para niños con labio leporino llamada Smile Train («Tren de sonrisas»), pero por supuesto que también como turistas.

Esta nunca va a dejar de ser mi fotografía favorita de Kylie Jenner. O las Kardashian, en general.

¿Es la cara de Kylie? ¿La expresión de la alpaca? ¿El abrazo? No lo sé, pero amo todo.

Snapchat

Sim embargo, sólo ahora comenzamos a enterarnos de los detalles de su viaje y algunas cosas son hasta difíciles de creer.

Primero que nada, dijeron adiós a Perú el jueves 11 de mayo por la mañana no sin antes darse algunas vueltas por Lima y el Cusco, incluyendo una visita especial al Parque Arqueológico de Chinchero, donde filmaron algunas escenas para Keeping Up With The Kardashians.

Snapchat

¿Hay algo que no les calza?

En el Cusco, a Kylie le afectaron fuertemente las alturas y debió recibir atención médica, además de respirar en la clásica bolsa de oxígeno a la que muchos turistas deben recurrir. Quizá es por eso que esta historia se volvió trágica, pues las mujeres estuvieron muy cerca de algunos de los más impresionantes restos arqueológicos del mundo…

Pero no los visitaron.

Así es, Kylie y Kris Jenner, junto a todos sus acompañantes, no se detuvieron en Machu Pichu. ¿Cómo puedes ir al Cusco y no parar en Machu Picchu?

Las teorías son varias: No tenían la seguridad necesaria, Kylie no se habría recuperado lo suficiente, simplemente no les habría dado el tiempo… por ahora sólo sabemos que definitivamente tomaron un vuelo privado desde Cusco y Kylie llegó a casa a compartirnos su sesión “Barbie”, porque claramente nunca para.

excited to be apart of #thecadenceissue @flauntmagazine

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Probablemente por eso a sus 19 ya tiene una empresa millonaria. 

¿No te parece trágico?

Puede interesarte