Por Luis Aranguren
17 enero, 2020

Para poder compartir con los seres que amamos, debemos estar tranquilos y solo con una buena siesta podemos lograrlo.

Tan solo imagina que no hayas podido dormir durante algunos días y sin importar el cansancio debas atender a tus seres queridos. Por supuesto lo harás de mal humor, después de esto no sabremos si esos seres queridos quieran estar contigo nuevamente. 

Explicado de forma más científica, un estudio hecho en la Universidad Autónoma de México el investigador Roberto Mercadillo determinó cómo se relaciona la empatía con el sueño.

Freepik

El neurobiólogo aseguró que el estado anímico de otras personas afectan a su entorno, al preocuparnos solo por nuestro malestar olvidamos a los demás. Esto concluye en que comienzan a alejarse, obviamente nadie quiere estar con nadie malhumorado en su entorno.

Es por eso que la jornada de ocho horas de sueño es importante, es la única forma de tener las energías que necesitamos para lidiar con nuestras actividades y humor para las personas de alrededor.

Freepik

Pero no todo se trata de ser empático con nuestro entorno, sino también de nuestra salud pues no dormir bien coloca nuestras vidas en riesgo. Mercadillo aseveró que la falta de sueño también se asocia con trastornos y estados de depresión y ansiedad, que de no ser tratados a tiempo podrían ser graves.

Debemos entender lo importante del descanso, nuestro cerebro nunca deja de trabajar a lo largo del día ni siquiera al dormir lo hace, sin embargo entra en un estado en el que recupera energías.

Freepik

A nivel muscular también podemos ver y sentir la diferencia, solo en posición horizontal vemos como el cuerpo descansa en su totalidad y la presión de los músculos disminuye. Haber tenido nuestro sueño completo nos garantiza recibir y dar abrazos de forma más agradable, permitiendo que el otro se sienta a gusto.

Así que toma una siesta y olvídate de los problemas, ya verás como todo mejora y terminas siendo el ser más amoroso del mundo.

Puede interesarte