Por Luis Aranguren
9 octubre, 2020

En ocasiones no es necesario prevenir una guerra, a veces lo mejor es cuidar de quienes más lo necesitan.

El Premio Nobel de la Paz es una distinción que se le da a quienes logran hacer cambios en la sociedad para prevenir desastres. Por lo general se le da a políticos, quienes suelen ser mediadores en problemas entre países e inclusive internos.

Este año no se trató de nada parecido, no fue sobre nada relacionado con armas ni mucho menos sino más bien en la solución de un problema que afecta a todo el mundo.

Getty Images

Hablamos de el hambre, algo que muchos sufren en silencio y en ocasiones no se visibilizan como lo merecen. Por suerte, hay asociaciones que se encargan de repartir a quienes menos tienen y se transforman en los verdaderos héroes.

Uno de ellos es el actual ganador del Premio Nobel de la Paz de este año, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que pertenece a las Naciones Unidas.

Getty Images

Se estima que el PMA alimenta alrededor de 90 millones de personas cada año y es por eso que se ganó este increíble reconocimiento. Así premian el esfuerzo por combatir el hambre y su contribución a mejorar las condiciones de vidas en zonas afectadas por conflictos.

“Por actuar como motor de los esfuerzos para prevenir el uso del hambre como arma de guerra y conflicto”.

–Presidente del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen durante la entrega del premio

Además de esto, valoraron el esfuerzo que han hecho durante la pandemia del coronavirus pues a pesar de las dificultades han estado a la altura. Han intensificado sus actividades para intentar alimentar a la mayor cantidad de personas posible.

Getty Images

“Frente a la pandemia, el Programa Mundial de Alimentos ha demostrado una capacidad impresionante para intensificar sus esfuerzos. Como ha dicho la propia organización: ‘hasta el día en que tengamos una vacuna, la comida es la mejor vacuna contra el caos'”.

–Presidente del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen durante la entrega del premio

El Premio Nobel de la Paz ha sido de los más controvertidos con el paso de los años, como el de Barack Obama quien poco después de ganarlo decidió comenzar los bombardeos en Siria. Otro ejemplo fue el de 2016, cuando el presidente colombiano Juan Manuel santos se lo llevó en 2016, esto tras “parar la guerra entre las Farc y el Ejército de Colombia”, aunque esto fue por corto tiempo pues los guerrilleros volvieron a las armas pronto.

Getty Images

Sin duda queda mucha tela que cortar y está bien que una organización gane este premio, ellos ayudan sin esperar nada a cambio. Sería una opinión personal, pero no se debería premiar a ningún político por hacer el trabajo que le fue encargado.

Getty Images

Esperamos que con esto, el Programa Mundial de Alimentos pueda llegar cada vez a más lugares y seguir haciendo su linda labor.

Puede interesarte