Junto con la liberación de las medidas contra el coronavirus, la monarca de 95 años ha vuelto a sus actividades y se mantiene ocupada. Algo que según un experto real, “la tiene entusiasmada” tras la partida de su gran amor.

La realeza británica ha vivido meses intensos y muy dolorosos dentro de todo. Tras la salida del príncipe Harry y Meghan Markle de la familia real, la muerte del príncipe Felipe a sus 99 años cayó como un balde de agua fría para todos el pasado mes de abril. Pero sin duda, la más afectada fue su esposa y compañera de vida, la reina Isabel, quien se le vio en el funeral muy solemne y triste por la partida.

Sin embargo, ahora a poco más de tres meses de la muerte de su esposo, la reina ha retomado sus actividades y se la ve como más “animada”, según confirma un experto de la realeza. Algo que sin duda, hubiese querido el príncipe Felipe. 

PA

Gracias al desbloqueo de muchas medidas impuesta por la pandemia, la reina ha dejado los compromisos virtuales y ahora ya ha comenzado a salir a eventos sociales presenciales. Con excelente ánimo y sonrisas, la monarca de 95 años disfruta la vida.

Eso lo confirma Phil Dampier para FEMAIL, quien ha escrito sobre la familia real durante 35 años y quien indicó que a pesar de que la reina está “devastada” por la muerte de Felipe, “está decidida a continuar con sus deberes públicos porque él lo haría”. 

PA

“Algunos podrían pensar que es extraño que ella esté tan feliz tan pronto después de la muerte del príncipe Felipe, pero creo que hay una explicación simple”, explicó el Sr. Dampier. “Estoy seguro de que ella estaba devastada por su fallecimiento, después de todo, estuvieron casados ​​durante 73 años. Pero estoy seguro de que él le dijo que disfrutara lo que quedaba de su propia vida”, añadió.  

Además agregó que “Felipe no quería ver a la reina Isabel llorando como la reina Victoria lo hizo por Alberto”, entonces su consejo en los meses de encierro que estuvieron juntos —producto de la pandemia— fue que disfrutara su vida al máximo.

AP

Por otro lado, el experto indica que la reina es “es muy práctica y pragmática, y sabe que él la apoyaría para salir de casa” de estar vivo. De esa forma, ahora atiende sus asuntos personales con mucho entusiasmo y mirando hacia el futuro.

James Whatling

“Creo que está encantada de estar fuera del encierro como el resto de nosotros, y de salir y hacer las cosas que ama”, dijo Dampier. “Se encuentra con viejos amigos y le encanta ponerse al día con los chismes, así como pasar tiempo con su propia familia”.

La muerte de un ser querido es dura y nunca se supera, pero la reina Isabel da un ejemplo de responsabilidad y entereza ante todo.

Puede interesarte