Por Vicente Quijada
5 octubre, 2018

El primer infante no podía dejar de llorar por la ausencia de Meghan.

Ser un príncipe, a pesar de que crean lo contrario, no es para nada fácil. Y eso bien lo sabe Harry, el duque de Sussex, quien dejó de lado su alocada vida de excesos, se casó con la actriz Meghan Markle y empezó a ser lo que abuela, la Reina Isabel II, siempre quiso. 

En esta etapa, plagada de visitas reales y saludos protocolares, el hijo menor de Diana de Gales ha desenfundado todo su encanto con los infantes, convirtiéndose en un gran anfitrión cuando de niños se trata. Ya se le ha visto divirtiéndose con ellos en visitas a escuelas, y ahora, precisamente en Sussex, se volvió a “lucir”.

Mientras saludaba con entusiasmo a la gente apostada esperando por conocer a los Duques, el príncipe se percató de dos hermanos muy pequeños. Se acercó primero a la pequeña, le preguntó su nombre y la saludó cortésmente. Luego fue el turno de su hermano menor, quien se puso a llorar desconsoladamente cuando vió a Harry. Él le preguntó de inmediato si estaba bien, y le dijo a su hermana que debía preocuparse de “alegrarlo”. Una mujer detrás de él replicó “es que no pudimos ver a la princesa”.

Y claro está, en ocasiones como esta, los miembros de la Realeza se dividen para así poder saludar a la mayor cantidad de gente posible, y quizás el pequeño soñaba con ver a Meghan directamente. Pero no fue el único cariñoso encuentro que tuvo el príncipe con los ciudadanos más chicos. 

Reuters

En otro punto de su visita, el duque de Sussex entabló conversación con algunos alumnos de la primaria de la Westbourne House School, quienes prepararon un manual “de la A a la Z” para regalarle a sus ilustres visitantes. En ese contexto, Harry le preguntó a algunos estudiantes si estaban en un “viaje de estudios”, a lo que ellos le contestaron “algo así”. 

“¿Algo así?”, respondió de inmediato el príncipe. “¡Nos estamos perdiendo latín!”, le contestó uno, evidenciando que los pequeños estaban saltando las clases para conocer a la realeza. “¿Por estar aquí? Encuentro fantástico el hecho de que te pierdas Latín por estar acá”, le contestó y le dio un “high five” al infante. “A pesar de que la educación es importante”, se corrigió segundos después para no causar una ola de absentismo en las escuelas del Reino Unido.

PA
PA

Si llega a ser padre, no hay duda de que Harry será estupendo con los niños. 

Puede interesarte