La princesa Charlotte comenzó a inquietarse mientras los Juegos de la Commonwealth se alargaban, pero su papá se mantuvo a su lado para animarla.

Por si no lo sabías, los miembros de la realeza suelen evitar las demostraciones de cariño o afecto en público, pues es parte de sus estrictos protocolos. Sin embargo, cada vez se respeta menos, pues el mundo está cambiando y han tenido que adaptarse.

Si bien en el pasado los padres reales solían mostrarse fríos o duros con sus hijos, ahora eso ha cambiado bastante. ¡Y el príncipe William lo demostró durante esta semana con su pequeña hija Charlotte!

PA

Es que de acuerdo a las imágenes captadas por los fotógrafos en los Juegos de la Commonwealth, tanto la duquesa como el duque de Cambridge asistieron al evento en compañía de su hija de 7 años, y por mucho que la niña mantuvo un comportamiento ejemplar al inicio, con el pasar de las horas, como todo niño, comenzó a inquietarse.

Getty Images

Sin embargo, papá estaba allí para reconfortarla.

WireImage

Con caricias en el cabello y acercándose a su rostro para poder escucharla y generar un ambiente íntimo entre ambos, William sacó aplausos por demostrar su afecto a su hija en medio de un evento público.

Stephen Lock / I-images

¡Es que incluso le besó la mano con tal de darle algo de calma!

Stephen Lock / I-images

¿Ves? los tiempos han cambiado y la realeza ha sabido adaptarse. Total, no hay nada de malo en demostrar los sentimientos.

Puede interesarte