Por Diego Cid
6 julio, 2017

Parece que nunca tuvo valores.

Ya todos conocemos la historia del preso más guapo del mundo, ¿no? Jeremy Meeks fue arrestado en 2014 y recibió una condena de 18 meses por robo frustrado y porte de armas. Todo parecía fatal, hasta que su fotografía se divulgó por todos lados debido a su atractivo y bueno, internet le arregló la fama y pronto acabaría siendo un modelo de pasarela que llegó hasta el Fashion Week de Milán.

Sí, ¡qué loco! Pero las cosas no terminaron ahí. Meeks tiene a su esposa Melissa y sus tres hijos para hacerle compañía y está totalmente dedicado a ellos.

Happy 4 th of July from me and my boys !!!

A post shared by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

We made it to church today. #lp #family ❤️️

A post shared by Melissa Meeks (@mmeeks14) on

… O eso parecía, hasta que le comenzaron a vincular con Chloé Green, hija de Sir Philip Green y por ende, heredera del millonario emporio que incluye, entre otras marcas, las gigantes textiles Topshop y Burton.

Lo peor, la sospecha de que pasaron un tiempo juntos en un yate en Turquía se hizo realidad cuando se filtraron fotografías muy sugerentes.

Abaca
Abaca

Podrían ser amigos, si al final no se ven besándose en las fotografías ni nada así.

Abaca

Retiro lo dicho.

El drama no terminó ahí. Chloé compartió una fotografía en Instagram que leía “Esto es sólo el principio. Apreciamos todo el amor y el odio”.

La fotografía luego fue eliminada de su cuenta. De hecho, toda la cuenta desapareció.

Instagram/Chloé Green

Jeremy aún no ha hecho ningún comentario al respecto, pero este nuevo romance podría llevarle a heredar un caudaloso emporio y pasar de reo a multimillonario.

Puede interesarte