¡Esto es algo que todo fan de la serie (la mejor del mundo) debe anotar INMEDIATAMENTE!

Cada vez que hablamos de Friends decimos lo mismo: han pasado más de 10 años desde que la serie terminó, pero aún no podemos superarlo. Podemos relacionar cualquier acontecimiento de nuestras vidas a un episodio de la serie, y secretamente (o no tan secretamente, en realidad) deseamos haber sido parte de ese insuperable grupo.

Porque claro, obviamente no todo lo gracioso pasó delante de las pantallas… ¡imagínense cuantas risas habían en las grabaciones!

Y tuvo que pasar una década para que por fin sólo uno de los muchos secretos saliera a la luz… ¿y quién creen que lo contó? ¡Sí! ¡Obviamente fue Joey!

Matt LeBlanc estuvo en el programa de Jimmy Kimmel y contó algo que casi nadie sabía: cuando apareció con un yeso en su brazo en la tercera temporada de la serie “por estar saltando en la cama”, no había sufrido un accidente que estuviera escrito en el libreto…

ABC

¡Si no que realmente le había pasado algo!

E indirectamente, había sido culpa también de Chandler. Cuando grabaron el recordado episodio “En el que ninguno estaba listo” (sí, el genial capítulo cuando Ross apuraba a todos pero NADIE estaba listo), Joey sufrió una seria lesión.

Apuesto que saben cómo: ¡Si! ¡Peleando por su puesto en el sillón!

Lo más gracioso -y triste a la vez- es que esos episodios solían grabarse con público, y cuando Matt cayó al correr en una de las tomas, todos comenzaron a reírse… pero no, no era parte del show. Todos tuvieron que retirarse y las grabaciones continuaron días después.

Ahora, extrañando Friends como siempre, esperamos que sus protagonistas sigan revelando secretos… ¡cualquier recuerdo de ellos nos hace muy felices!