Por Luis Aranguren
5 diciembre, 2019

Cada vez más personas suelen aprovechar su tiempo para revisar el smartphone y simplemente olvidan ‘ser felices’.

Nunca ha sido recomendable estar mucho tiempo en frente de las pantallas, siempre ha sido relacionado con daños en la visión o el cerebro. Evitar esta situación se hace más difícil cuando la pantalla la puedes llevar a cualquier lugar.

Nos referimos a los smartphones, aquellas útiles máquinas de comunicación que sirven para mucho pero que lentamente nos han afectado más de lo que pensábamos.

Freepik

El problema es que le damos mayor uso del indicado, pasamos horas y horas frente a esa pequeña pantalla. Algo a lo que según un estudio del King´s College London ha aumentado los niveles de enfermedades mentales.

El estudio atribuye la depresión, la ansiedad, estrés y algunos trastornos de sueño a este aparato tras analizar a más de 41 mil jóvenes de Inglaterra.

Freepik

23% de la muestra del estudio está diagnosticada de ansiedad, la cual se ve reflejada cuando no encuentra el celular. Esto por supuesto los desconcentra y genera bajo rendimiento académico, lo que es peor, una necesidad inexplicable al uso del celular.

Por otra parte el estudio también determinó que las personas que ahora tienen 30 años o más son menos propensos a desarrollar esas afecciones o dependencias debido a no haber nacido ‘con uno en la mano’.

Freepik

Por ahora el estudio no ha determinado si la afección las produce el celular en sí o las aplicaciones que se descargan en él.

Lo que sí han podido demostrar es como el uso constante de estos aparatos tecnológicos afectan en la vida diaria a través de la ansiedad y otras afecciones mentales. Es por esto que recomiendan realizar otras actividades y de vez en cuando desprenderse un poco.

Freepik

Hay que crear consciencia sobre el uso y necesidad de los smartphones, sobretodo en los más jóvenes quienes suelen caer con facilidad ante sus encantos y dejan otras cosas como el deporte de lado.

Puede interesarte