Por Lucas Rodríguez
27 enero, 2021

La mirada que la enfermera lanzó a la cámara por estar vacunando a esa estatua de ser humano la convirtió en la favorita de las redes. Nos recordó al musculoso médico mexicano que también hizo noticia por algo similar.

Los expertos del tema, dicen que frente a las situaciones traumáticas, solo hay dos maneras de reaccionar: con temor o con humor. La primera pareciera que es la reacción más normal, así como la que se considera socialmente más apropiada, al menos en la parte occidental del mundo. Guardar un silencioso respeto y sumarnos a la pena o lástima de los sufrientes es como se enfrentan situaciones como los funerales.

Pero quienes estudian estas cosas han señalado en más de una ocasión, que quienes son capaces de encontrar el humor incluso en las situaciones más difíciles (riéndose no de la tragedia misma, por supuesto), muchas veces consiguen sobreponerse a ellas de manera más exitosa, que quienes se dejan sumir en la pena y la lástima.

@alexsilva.mx

Sin dudas que la pandemia de COVID-19 puede considerarse como una situación traumática, solo que a nivel colectivo. Muchísimas personas han perdido la vida y los números de contagiados ya sobrepasaron los 200 millones. Muchas personas han perdido su sustento o se han sumido en peligrosas deudas.

@alexsilva.mx

Pareciera que la pena y la lástima están en todos lados… salvo en la sala de una enfermera que ahora es la sensación de las redes sociales.

@diariodiunab

La enfermera en cuestión se hizo famosa por administrarle la vacuna contra el COVID-19 a un colega, quien compartió la foto en una cuenta de Instagram dedicada a promover el orgullo homosexual. El modelo en cuestión se llama Daniel Bruno, y se puede jactar de tener una colección muy tonificada de músculos por todo su cuerpo. 

Es cierto que el tonificado físico del enfermero llamó la atención de todos, pero por lo que se quedaron viendo la foto no era tanto esos abultados músculos, como la reacción de la enfermera. Sin ir más lejos, su rostro expresó lo que todos pensamos al ver esa fotografía.

@alexsilva.mx

Por supuesto que esta foto le recordó a todos un caso similar, ocurrido hace solo un par de semanas atrás. Fue el caso de Alex Silva, un también muy musculoso y orgulloso homosexual que se desempeña como oftalmólogo en la ciudad de México. Alex llevó a cabo una pantomima similar quitándose la camisa casi por completo, cuando solo era necesario que se la levantara un poco. 

Estos dos personajes nos ayudaron a pasar las penas de la pandemia con sus demostraciones de físico. Pero en este caso, debemos darle el premio a la enfermera: su rostro vale mil palabras. 

 

Puede interesarte