Por Camilo Morales
14 octubre, 2020

Ya sea por flojera o poco tiempo para lavar, muchas veces las personas no se cambian su ropa interior, o incluso, la dan vuelta para reutilizarla.

¿Te cambias la ropa interior cada día? ¿No? Bueno, según un estudio realizado por la empresa OnBuy, se descubrió que hay más gente de la que uno piensa que tiene ese mal hábito. En la encuesta, en la cual se entrevistó a 2.790 hombres y mujeres sobre sus hábitos de higiene y limpieza personal, se concluyó que un 22% de hombres no se cambian la ropa interior todos los días. O sea, uno de cada 20 confesaron que reutilizaban sus calzoncillos más de cinco veces antes de lavarlos. Sí, leyeron bien ¡cinco veces!

Pixabay

Pero las mujeres no se quedan atrás, porque un 18% dijeron que volvían a utilizar sus calzones y el 7% los usaban hasta cinco veces antes de lavarlos. De hecho, un 69% de mujeres confesaron que los calzones sucios los daban vuelta para tener una “sensación de limpieza“. En relación a los hombres, esa cifra aumentó al 76%.

Además de la limpieza de la ropa interior, también es importante la renovación los bóxers o calzoncillos. Una caja nueva y reluciente de éstas prendas nunca viene mal. Con respecto a este punto, un 40% de los hombres y un 55% de las mujeres renuevan su ropa interior cada año, mientras que un 13% de los hombres y un 4% de las mujeres conservan durante más de tres años su ropa interior, para así ahorrar dinero. 

Pixabay

Según Iván Ivanov, de EOT Cleaning, en conversación con Lad Bible, la recomendación es que “la mayoría de los artículos de su clóset deben lavarse después de cada uso, especialmente si se hace ejercicio o hay un clima caluroso“. Además, el experto aconseja utilizar un detergente antibacteriano y desinfectante, para así eliminar cualquier germen y organismo externo.

La especialista en piel de Natura Emporium, Dra. Nichola Cosgrove, dijo a Metro UK, que no cambiarse ni lavar regularmente la ropa interior puede ser peligroso. Cosgrove señala que “al no cambiarse la ropa interior todos los días comenzará a haber una acumulación de bacterias como escherichia coli, estafilococos, estreptococos y muchas otras“. Según la experta estas bacterias pueden presentarse en niveles “normales” que no son nocivos, pero que “debido a que prosperan en un ambiente cálido y húmedo, comenzarán a multiplicarse sin control. Los efectos de estos pueden ser tan simples como mal olor, sarpullido, picazón excesiva, infecciones por hongos, infecciones del tracto urinario o infecciones por estafilococos, potencialmente mortales“. 

Pixabay

Así que te dejamos un consejo: mientras puedas cambiarte y lavar tu ropa interior, ¡hazlo!

Puede interesarte