Por Antonio Rosselot
11 enero, 2021

Si bien hay lugares en donde las mujeres ya participan de estos ministerios por falta de sacerdotes, ahora la práctica fue institucionalizada. Con este cambio, las mujeres podrán leer la palabra de Dios, ayudar en el altar y entregar la comunión.

En una acción sin precedentes por parte del Papa Francisco, ahora el género femenino podrá tener una participación activa en las misas a nivel mundial.

Mediante un motu proprio —documento pontificio que se añade al código de Derecho Canónico—, el Sumo Pontífice estableció que las mujeres tendrán el derecho de leer la palabra de Dios, colaborar en las labores del altar durante las misas y distribuir la comunión.

Reuters

Si bien en algunos países ya tienen estas facultades, es únicamente por falta de sacerdotes. Por lo mismo, la modificación del código ahora hace oficial esta iniciativa y la establece para la posteridad.

“Me pareció oportuno establecer que pueden ser instituciones como Lectores o Acólitos no solo hombres sino también mujeres, en quienes, a través del discernimiento de los pastores y después de una adecuada preparación, la Iglesia reconoce la firme voluntad de servir fielmente a Dios y al pueblo cristiano”.

—Papa Francisco, en carta dirigida al Prefecto de la Congregación de la Fe, Luis Ladaria—

Vatican Media

Por otra parte, este cambió también significa que los obispos más conservadores no podrán impedir que las mujeres de su diócesis participen de las misas y tengan esos roles, emparejando algo la cancha para ambos géneros.

Sin embargo, el debate de si las mujeres pueden oficiar de sacerdotes ni siquiera se contempló, y evidentemente es la diferencia principal y lo que ratifica la jerarquía de géneros que existe dentro de la Iglesia Católica.

Vatican Media

Sin embargo, para aquellos y aquellas creyentes que están convencidos de la horizontalidad en los roles de las misas, este es un pequeño gran paso en una misión milenaria.

Puede interesarte