Tras ser acusada en redes sociales por su “lejanía con la cultura negra”, Marieke Lucas Rijneveld decidió renunciar a trabajar en conjunto con Amanda Gorman. Además su género no binario también generó conflicto. ¿Debió quedar fuera?

Marieke Lucas Rijneveld es un nombre que, si bien ahora te puede sonar un tanto lejano, ha ido ganando terreno en el mundo de forma silenciosa y hoy ya se comienza a posicionar en la literatura gracias a ser la persona más joven (30 años) un obtener un Booker Internacional, un premio que reconoce las traducciones de obras de autores de todo el mundo.

De esa forma, y gracias a la fama que ha ganado ahora, la escritora fue la elegida para traducir al holandés el poema leído por la norteamericana Amanda Gorman en la toma de posesión del nuevo presidente norteamericano Joe Biden. Sin embargo, y tras una polémica en redes sociales, ha tenido que renunciar. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

A través de una serie de quejas de los usuarios en línea, reclamaron que Rijneveld no era una persona de raza negra y por ese motivo no debía ser la persona indicada en traducir una obra tan importante de Gorman.

Antes la queja de la gente, la galardonada con el premio Booker decidió rechazar el encargo de traducir al holandés la obras de Gorman, pues incluso inventaron una campaña en su contra donde alegaban que ella era una “elección incomprensible”. 

Reuters

De esta forma, Rijneveld hizo sus descargos en sus redes sociales al momento de anunciar su renuncia del proyecto:

Estoy impactada por el alboroto que rodea mi participación en la difusión del mensaje de Amanda Gorman y comprendo a las personas que se sienten heridas por la decisión de la editorial de proponerme para traducirla”, 

—escribió Rijneveld en Twitter—.

Getty Images

“Soy muy consciente de que no estoy en condiciones de pensar y sentir de esa manera”, ha declarado Marieke Lucas Rijneveld, quien había recibido el encargo.

Sin embargo, fue positiva y aclaró: “Aún deseo que las ideas de Gorman lleguen a tantos lectores como sea posible”. 

Twitter @MLRijneveld

Sumado a esto, Rijneveld es una persona que se ha definido recientemente como de género no binario, y eso es algo que también causó cierto recelo a la hora de su elección.

Si bien la editorial Meulenhoff, quienes estaban detrás de la traducción, aseguraron que Rijneveld había recibido hasta las propias bendiciones de Amanda Gorman para llevarlo a cabo, finalmente prefirió abandonar el encargo por los problemas. 

¿Una decisión correcta?

Puede interesarte