Por Antonio Rosselot
3 marzo, 2020

Estas dos escuelas de Ohio creen que obligar a los estudiantes a quedarse una hora solos en el aula después de clases no soluciona ningún problema de fondo, así que decidieron atacar la ansiedad con un conocido y efectivo método.

Más de alguno de nosotros sabe bien lo que es ser castigado en el colegio, teniendo que quedarnos horas extras en el aula después de clases limpiando las mesas, o escribiendo ensayos de arrepentimiento sobre nuestra mala, mala conducta.

Desiree Nickels

Convengamos en que es una medida bastante anticuada, porque la sociedad está cambiando el paradigma del rigor como método de enseñanza; y eso está quedando demostrado con las medidas que tomaron dos colegios de Ohio (EE.UU) para sus estudiantes más revoltosos.

Ahora, los colegios Yellow Springs High School y McKinney Middle School, ambos ubicados en la localidad de Yellow Springs, envían a sus alumnos problemáticos a clases de mindfulness en vez de encerrarlos gratuitamente.

YouTube

Todos los lunes después de clases, los estudiantes de ambas escuelas —que comparten un campus— se juntan en un salón y, guiados por la profesora Donna Haller, hacen una sesión de meditación durante media hora, la que los ayuda a calmarse y concentrarse en su quietud, la sensación de estar presentes, y potenciando así la toma de consciencia respecto a ellos mismos y su espacio de clases.

De acuerdo al análisis que han hecho los directivos de las escuelas, este nuevo método disciplinario se enfoca en los cambios de conducta y es muchísimo más efectivo que las medidas de castigo. Y es algo bastante lógico, si lo pensamos: sentarse solo en el escritorio propio durante una hora difícilmente conllevará un aprendizaje o una reflexión personal.

Health Central

Uno de los objetivos centrales de este programa es que los alumnos logren un aprendizaje socio-emocional, el que describe y muestra todos «los procesos a través de los cuales los niños y adultos adquieren y aplican de manera efectiva el conocimiento, actitudes y herramientas necesarias para entender y manejar las emociones, fijar y lograr metas positivas, sentir y mostrar empatía por los demás, establecer y mantener relaciones positivas y tomar decisiones responsables».

Pinterest

La verdad, no entendemos por qué estas medidas no se toman a nivel mundial: está claro que el rigor del castigo no sirve para dar lecciones, sino que hay que ayudar a los estudiantes a que se den cuenta de por qué están ansiosos.

Puede interesarte