Por Pamela Silva
5 abril, 2019

Aquí es cuando uno se pregunta si tanta tecnología es dañina para los niños.

No sé ustedes, pero admito que cuando era niña me costó un poco aprender a ver la hora en un reloj análogo. Y tenía que aprender, porque era una “examen” en el colegio y si no sabías ver la hora en ellos, pues te reprobaban -posiblemente no pasaría nada en verdad, pero uno pensaba eso-.

Creo que para mí es tan normal ver la hora en un reloj análogo que me cuesta pensar que haya personas, niños, que no sepan.

Y no estoy hablando por hablar, es un asunto real que ha hecho que varias escuelas tuvieran que remover sus relojes análogos y cambiarlos por digitales.

iStock

“La generación actual no es tan buena para leer la cara tradicional del reloj como las generaciones anteriores. Están acostumbrados a ver una representación digital del tiempo en su teléfono, en su computadora. Casi todo lo que tienen es digital, por lo que los jóvenes están expuestos al tiempo que se les da digitalmente en todas partes”.

-Malcolm Trobe, subsecretario general de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios (ASCL).

En verdad no parece sorprendente que los niños mas pequeños no sepan ver la hora en relojes análogos porque lo digital está por todos lados y ellos empiezan a consumirlo desde muy pequeños.

Y aquí es cuando me siento un poco vieja -y demasiado parecida a mi mamá para mi gusto-, preguntándome si tanta tecnología no le estará haciendo mal a las nuevas generaciones.

iStock

A pesar de que algunos pensarían que la solución es enseñarle a los niños a leer un reloj análogo en vez de colocar digitales en cada sala, Trobe no está de acuerdo.

Según él la función de la escuela es hacer que las cosas sean más fáciles para los estudiantes y no un problema.

“No quieres que levanten la mano para preguntar cuánto tiempo queda”, dijo. Las escuelas inevitablemente harán todo lo posible para que los niños pequeños se sientan tan relajados como es posible. En realidad, hay una gran ventaja en el uso de relojes digitales en las salas de examen porque es mucho menos fácil confundir una hora con un reloj digital cuando se trabaja contra el tiempo “.

-Malcolm Trobe, subsecretario general de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios (ASCL).

iStock

No sé qué tan de acuerdo estoy con eso, ¿ustedes qué piensan?

Puede interesarte