Por Ronit Rosenberg
3 septiembre, 2018

Es hora de darnos las gracias…

¡¿Mujeres controladoras y de mal genio?! ¿Dónde? Yo no conozco ninguna. (Ok, ya basta de disimular). Ya no es necesario ocultarse. La ciencia ha comprobado que si eres una esposa que te enojas con facilidad, le estás haciendo un gran favor a tu marido. Así tal como lees. En vez de reprocharte tu carácter, tu esposo debería estar agradeciéndotelo porque le estás brindando más años de vida. No todos las heroínas tienen capa…

Y antes de que pienses que se trata de una muy buena broma, todo está respaldado por un reciente estudio de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos. La investigación duró 5 años y participaron 1.228 mujeres de mal genio con sus respectivas parejas.

Splash News

Aunque a simple vista no tiene mucho sentido, todo tiene una excelente explicación. Concretamente no es por ser “enojona”, sino porque aquellas que tienen ese tipo de carácter suelen ser más protectoras de la salud de sus esposos.

Las esposas más relajadas no están constantemente preocupadas por fortalecer la salud de sus maridos, en cambio las más controladoras y de mal genio no dejan pasar nada; están pendientes que se alimenten adecuadamente, que se abriguen, que tomen hora al médico cuando necesitas sus chequeos y que tomen las medicinas cuando están enfermos.

EFE

Y por lógica, el marido con una mujer enojona sabe que no le conviene no hacerle caso porque las consecuencias serán fatales…

La investigación apuntó específicamente a la diabetes. Del total de la muestra, solo 389 hombres revelaron que padecían esta enfermedad, mientras que todo el resto no. Esto sería por lo mismo; las mujeres mal genios están pendientes que sus maridos coman saludablemente y no se excedan en el azúcar.

PA

“El descubrimiento más sorprendente fue que, para los hombres, el aumento en la calidad negativa del matrimonio bajaba el riesgo de desarrollar diabetes y aumentaba las chances de tratar la enfermedad una vez que llegara. La diabetes requiere de controles constantes y las mujeres regañaban a sus maridos para que se sometieran a ellos, lo que hacía que hubiera tensión en la pareja, pero mejoraban la salud de los hombres”, explicó Hui Liu, una de las investigadores principales del estudio publicado en The National Institute of Child Health and Human Development.

Pero aunque suene alentador, tampoco es de lo más recomendado este comportamiento porque complica la comunicación. Cuando no hay una relación llevadera, no hay momentos de paz ni de calma, y llegar a casa se vuelve un tormento en vez del santuario armónico que debiese ser, y así comienza la ruta al divorcio. 

Splash News

El estudio también demostró que hay mujeres de mal genio y controladoras no porque quieran serlo, sino porque deben ya que sienten sobre sus hombros más responsabilidades con su hogar y familia que sus esposos. 

Por otro lado, para las mujeres no aplica esta revelación. Tener maridos de mal carácter no las hacen vivir más años, de hecho al contrario. Dicen que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus…y al parecer esta investigación lo comprueba. Las esposas tienen menos chance de desarrollar diabetes si es que tienen una buena relación con su marido. Para las mujeres una buena salud depende de sus relaciones interpersonales.

Puede interesarte