Por Antonio Rosselot
24 octubre, 2019

La “McKamey Manor” ofrece 20 mil dólares a quien logre hacer su circuito sin pronunciar la palabra de seguridad. El tema es que, hasta el minuto, nadie ha sido capaz de completarlo.

Si creías que esa experiencia en la “Casa del Terror” de tu parque de atracciones local fue la más aterradora de tu vida, se nota que aún no has ido a la McKamey Manor, en Summertown (Tennessee, EE.UU).

McKamey Manor

Esta mansión es tan espantosa que su dueño, Russ McKamey, hace firmar previamente a los asistentes un contrato de exención de responsabilidades de 40 páginas, además de exigirles un certificado médico que asegure que están en condiciones de participar.

McKamey Manor

Esto no es un juego, y McKamey lo sabe: por eso, ofrece un premio de 20 mil dólares para quienes logren completar el circuito sin gritar su “palabra salvadora”. El tema es que nadie ha sido capaz de hacerlo.

McKamey Manor

Russ inauguró un nuevo show en su mansión embrujada, llamado Desolation, que según él es el más “extremo” que ha tenido hasta la fecha. De hecho, dice que quienes se han atrevido a entrar a este show tuvieron que salirse antes de siquiera comenzar el tiempo.

El valor de la entrada a la casa de Russ McKamey es una bolsa de comida para alguno de sus cinco perros. Sin embargo, además del contrato de 40 páginas y el certificado médico, hay una serie de otros requerimientos que se deben cumplir para entrar: tener por lo menos 21 años, contestar una serie de preguntas del staff por teléfono y llevar un comprobante de seguro médico activo.

McKamey Manor

Además, durante el día se hace un test de drogas a los asistentes para comprobar que no están bajo la influencia de ninguna sustancia.

McKamey Manor

Antes de entrar, los participantes también deben ver un video llamado And Then There Were None (“Y después, no quedó nadie” en español), una compilación de dos horas con experiencias de personas que han fallado en completar el circuito, mientras una voz dice constantemente: “Realmente no quieres hacer esto”. Suena bastante divertido, ¿no?

Russ comenta que ha gastado más de un millón de dólares en armar y hacer funcionar esta increíble casa embrujada. Dice haberse inspirado con películas de terror, como dicta la lógica.

McKamey Manor

“Soy un tipo bastante tradicional y conservador, pero aquí tengo esta casa embrujada que la gente ve como una fábrica de tortura y fetiches. No es nada de eso, pero la gente lo cree por los videos que he hecho”.

Russ McKamey a WGN TV

McKamey Manor

¿Tienes ganas de enfrentar un nuevo desafío? Pues aquí lo tienes…

Puede interesarte