Por Josefina Pizarro
16 Mayo, 2017

La “Chilindrina” lloró de verdad en esta escena, lo que lo hace aún más real… y triste.

Creo que podemos estar todos de acuerdo cuando digo que “El Chavo del 8” es la mejor serie jamás emitida. Aún hoy en día te hacen reír a carcajadas todos sus personajes, incluso los que ya no nos acompañan en este mundo como el mismísimo Chavo, el Profesor Jirafales o Ron Damon… Digo, Don Ramón. Pero hace poco develaron uno de los secretos mejor guardados de la serie, la triste verdad tras una de las escenas más emotivas de “El Chavo del 8”. Ahora no puedo llorar.

Han pasado 45 años desde el estreno de “El Chavo del 8”, pero no por eso es menos popular. De hecho, hoy en día aún podemos disfrutar grandes y pequeños de sus capítulos.

Televisa

Pero hay uno en especial que de verdad le llegó hasta el corazón al público, uno que sin duda muchos recordarán como el episodio más emotivo de toda la serie.

Se trata de uno que protagonizó Ramón Valdés (Don Ramón) cuando regresó a la vecindad.

Televisa

Aunque no todos saben, pese al enorme éxito del que gozó la serie mexicana, “Don Ramón” decidió abandonar el elenco. Algunos dicen que por el salario, otros principalmente por sus diferencias con Florinda Meza, que según reveló una entrevista con Esteban Valdés, hijo del actor, la mujer quería tener control absoluto sobre el programa.

En 1981 el actor retornaría, pero la noticia se mantuvo en secreto hasta el momento de grabación.

Televisa / Diego Romero Vargas

De acuerdo con el relato de los miembros de la producción, Roberto Gómez Bolaño, quien hiciera de “El Chavo”, quiso sorprender a María Antonieta de las Nieves, actriz que interpretaba a la Chilindrina, hija de “Don Ramón”.

Y sí que la sorprendió. Puedes ver el vídeo aquí:

Ok, sí, lo admito, lloré.


Tal y como dice la descripción del vídeo, María Antonieta, se sale completamente de su personaje, al igual que Ramón, quien le dice “¿Cómo está mi chaparrita hermosa?” por la emoción.

Televisa / Diego Romero Vargas

Me hace llorar aún más, sobre todo sabiendo que las lágrimas de la “Chilindrina” son reales.

Televisa / Diego Romero Vargas

Tiempo después ella publicaría un libro biográfico llamado “Había una vez una niña en una vecindad” donde relató lo estrecha que era su relación con el actor. Incluso fue él quien la acompañó hasta el altar el día de su boda.

“Don Ramón” sólo permaneció un año en el programa, alejándose de la producción a finales de 1981. 7 años después el actor nos dejó a los 64  años, víctima de un cáncer de estómago que se le diagnosticó en la década de los 80′ por su fuerte adicción al tabaco.

¿Qué piensas de la emotiva escena?

Te puede interesar