Por Pablo Román
1 marzo, 2018

Vio sus piernas, vio sus brazos, vio su cabeza… Y lo reconoció.

Algunas películas de terror quedan grabadas en nuestros subconscientes. Por ejemplo, cuando tenía unos 8, recuerdo haber visto unos segundo de la “Abducción de los McPherson”. Esta cinta trata sobre como una familia completa tiene un encuentro cercano con extraterrestres y son raptados por estos. La cinta está grabada emulando las cámaras caseras de 1997.

Sólo ci algunas escenas y me generó un trauma que me obligó, por mucho tiempo, a dormir con la espalda pegada a la pared y mirando hacia la puerta. 

Como yo, algunos también tuvieron con una que otra película de terror. Y espero que no haya sido “Viernes 13“. 

En Crosby, un lago de Minnesota, a 120 pies de profundidad (36,576 metros) se encuentra una estatua flotando en la oscuridad.

Este sitio, habituado por los buceadores, tiene una replica exacta de Jason Vorhees, el asesino del filme de 1980.

El creador de esta estatua es Curtis Lahr y no dejó ninguna detalle afuera. La máscara, el machete y  los ojos de psicópata están retratados aquí.

Si amas bucear y te gusta el terror, este es un buen panorama.

 

Puede interesarte