Por Javiera Mc Niven
27 diciembre, 2016

Una pregunta se había resuelto…

Simon Steer, recuerden este nombre porque se trata de un nuevo genio…por accidente. Como todos los días este hombre despertó y fue a ver en la despensa cuál sería el desayuno para su familia.Criamos gallinas así que generalmente comemos huevos, tocino y una taza de té“, contó. El día iba muy normal, pero varió. En el sartén halló una respuesta a un antiguo dilema que cambió el destino.

SWNS

Asombrado llamó de inmediato a su mujer e hija: “Les dije vengan a echar un vistazo a esto. Ellas corrieron y rompimos a carcajadas

¿De qué dilema hablamos?, seguro lo haz escuchado y haz intentado responder, pero en eso solo logras confundirte aún más: ¿Qué vino primero; El huevo o la gallina? Aquí está la respuesta: 

Simon Steer

Puedes sacar tus propias conclusiones, pero el huevo habló claramente en este sartén: Fue extraño y una de esas cosas extrañas que suceden, entre risas contó Steer.

Pero, ¿se han dado cuenta que esta no es la primera vez que la comida cobra vida y HABLA?, ¡lo digo en serio, (bueno quizás no tanto)! A Jesús le gusta aparecer en forma de tostada, si no me crees mira esto:

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

No me puedes decir que no lo ves (o será que tengo mucha imaginación). Bueno, al menos está claro quién vino primero entre el huevo y la gallina, ¿no crees?