Por Camila Cáceres
20 julio, 2017

Cómo no: Lady Di tiene que ver en esto.

El viaje de los representantes de la Corona Británica a Polonia nos ha dejado muchas cosas buenas y adorables, mayormente relacionadas a los dos pequeños príncipes herederos. ¿Es que se puede ser más lindo? Yo realmente creo que no, pero no es sólo su lindura lo que distingue a estos niños. Su noble familia los precede y por supuesto que no me refiero solamente a la grande y antigua línea de los Windsor.

Los abuelos de George y Charlotte fueron un matrimonio infeliz, pero que presentó al mundo la belleza física y espiritual de la Princesa Diana de Gales. “Lady Di” logró tocar muchos corazones antes morir trágicamente cuando sus hijos sólo tenían 12 y 15 años. Obviamente -y aún más triste- no llegó a conocer a sus hermosos nietos.

Sin embargo, su influencia sigue ahí, no sólo en las acciones de sus hijos, sino de forma más tangible.

A los fanáticos obsesivos de la monarquía no se les pasó un hermoso detalle del viaje a Polonia y es que Charlotte, como cualquier otra niña, llevaba una prenda heredada de un familiar:

Los zapatos de charol rojo de su tío Harry.

“La Princesa Charlotte dulcemente sigue los pasos de su tío, usando los zapatos que usó en 1986 en Polonia”.

Ya habían vestido a George en el estilo de su padre, pero es la primera vez que se puede reconocer una prenda de ropa exacta que alguien había usado con anterioridad. Y es que tiene un gran valor sentimental para la familia:

Fueron zapatos escogidos por la mismísima Diana.

“Creo que los zapatos de la Princesa Charlotte fueron heredados del Príncipe Harry, como se ven aquí en esta foto de 1986”.

Si Diana estuviera viva seguro aprobaría de las decisiones sartoriales de su nuera. ¿No te parece conmovedor?

Puede interesarte