Por Elena Cortés
13 septiembre, 2017

Humildes e inspiradoras.

Aunque a simple vista parece que la vida de toda estrella de Hollywood está llena de glamour, restaurantes de lujo y mansiones de ensueño, no todos entran en ese simple y realiste cliché. Hay actrices y modelos que simplemente han optado por vivir la vida como cualquier otra persona, sin importar lo que hacen como profesionales. Y por eso hoy le aplaudimos a estas seis mujeres que, a pesar de ser sumamente talentosas y reconocidas en el mundo entero, han sabido interponer un límite entre la lujuria y lo que realmente vale.

¡Salud por ellas! 

1. Jennifer Lawrence

Tiene 25 años y ha logrado ser nombrada en más de una ocasión como la actriz mejor pagada en el mundo. Solo para el 2016 recibió 46 millones de dólares por su trabajo. Esto sin mencionar todos los premios que ha recibido por su grandioso talento. Sin embargo, a pesar de vivir entre tanta fortuna, ella prefiere quedarse en el primer departamento en el que vivió en Los Ángeles. 

Ella misma ha dicho en más de una ocasión que “conoce el valor del dinero gracias a su familia”. Recordemos sus palabras:

“Me siento constantemente afortunada de realmente no tener tiempo para sentirme arrogante. Me criaron para entender el valor del dinero, para tener respeto por el dinero, aunque tengas mucho.Por eso los minibar son tan difíciles, porque sí puedo pagar una barra de Snickers a seis dólarespero hay algo malo con ello. Sigo conduciendo el mismo auto que he usado por mucho tiempo”.

Jennifer confiesa que no camina por la vida sintiéndose famosa. Camina sintiéndose como antes.


2. Sara Jessica Parker

Aunque todos creamos que su vida es como la de su personaje en “Sex and The City”, desde temprana edad Sarah ha sabido valorar el dinero y no desperdiciarlo en superficialidades. Nacida en un pequeño pueblo en Ohio (Estados Unidos), proveniente de una familia muy pobre de ocho hermanos, sus padres hacían lo imposible por mantenerlos y educarlos, pero el dinero simplemente no alcanzaba. Por ello, la artista debía hacer largas filas para obtener un ticket de almuerzo gratis en el colegio.

Todo esto la hizo ser quién es hoy.

Aunque su fortuna asciende los 90 millones de dólares, vive en una casa en Greenwich Collage, cerca a Nueva York. Rara es la vez que alguien la ha visto comiendo en lugares de lujo. Y a diferencia de otros no está interesada en comprarse un jet privado u otras extravagancias.

Su única debilidad es la ropa, pero como logró quedarse con todo el vestuario que usó en la famosa serie, ya no muestra tanto interés en seguir comprándose más y más. 


3. Zooey Deschanel

Muchos dicen que Zoey es parecida a su personaje en New Girl. Alguien filtró los fastos que tiene la actriz y se reveló que ahorra el 76% de lo que gana en total.

No tiene deudas y tiene más de un millón y medio de dólares en el banco. Sin mencionar las inversiones que tiene en distintos lugares, y las donaciones de caridad que hace usualmente.

Cuando va a comprar lleva cupones de tiendas y pocas veces invierte en cosas caras.


4. Tyra Banks

Solo escuchar su nombre te produce la sensación de que vive una vida de lujos y riquezas. Sin embargo, la siempre recordada ex modelo de Victoria’s Secret y conductora del programa “America’s Next Top Modelo“, Tyra ha sabido estar siempre con los pies sobre la tierra. A pesar de ganas más de 100 millones de dólares, nunca ha querido vivir entre tanta extravagancia.

La misma modelo ha dicho que suele llevarse los shampoo y jabones de los hoteles donde se queda, para ahorrar y usarlos en su propio baño. También guarda sobras de comida para no desperdiciarlos y usarlos al día siguiente.


5. Kristen Bell

Si de actrices humildes hablamos, Kristen Bell se lleva el primer lugar. La actriz que prestó su voz para Gossip Girl y la princesa de Frozen siempre ha sido reconocida por ser muy cuidadosa con su dinero. Junto a su esposo Dax Shepherd han sabido ahorrar y bastante.

La misma Kristen ha afirmado que en cada una de sus compras utiliza cupones de descuentos que aparecen en los diarios. 

La pareja tiene un patrimonio que supera los 18 millones de dólares, los cuales no quieren despilfarrar para asegurar el futuro de su hija. Incluso su matrimonio fue modesto, aquí solo gastaron 140 dólares, incluyendo la gasolina del auto que usaron para llegar al lugar.


6. Hillary Swank

Hillary se crió en una casa rodante en un parque de remolques en Washington. Sufrió innumerables burlas en el colegio y, en una entrevista confesó que siempre se sintió rechazada por no tener dinero. 

Cuando fue creciendo, aprendió más y más en ahorrar y hacer durar lo poco que ganaba. Pero, su vida cambió cuando llegó a la pantalla grande y su fortuna supera los 40 millones de dólares.

Hoy, la actriz usa cupones en los supermercados y no tiene ninguna obsesión con la ropa de marca. Prefiere en muchas ocasiones ir a las tiendas de ropa americana usada, e incluso admite que Gap es una de sus marcas preferidas (Gap de segunda mano). 

Ella es genial.


Grandiosas mujeres.