Por Constanza Suárez
11 abril, 2018

Mientras agonizaba en el suelo, lanzó una pregunta a su asesino. Era su novio.

La nieta del legendario actor, Morgan Freeman, E’Dena Hines habría sido apuñalada 25 veces por su novio, Lamar Davenport, en agosto del año pasado, en el centro de Manhattan en Nueva York. Lo que finalmente la llevó a la muerte.

Wireimage

Una testigo de su muerte, fue Cristina Avilés, una estudiante de enfermería de 22 años, recientemente contó cómo lucía la chica al pronunciar sus últimas palabras. Y qué dijo.

Cristina dijo al tribunal, que la nieta de Morgan Freeman estaba junto a un grupo de amigos cuando se acercó a su novio. Luego, comenzaron una acalorada discusión pública, que terminó con Lamar sacando un arma y apuñalando a su novia. Mientras agonizaba en el suelo, E’Dena le preguntaba “¿Por qué haces esto?”.

Facebook/E’dena Hines

En su testimonio en la corte, según consignó el New York Post, Cristina Avilés dijo: “Ellos estaban discutiendo. Ella estaba en el piso, y él estaba encima de ella, reteniéndola, evitando que se liberara de él. Procedí a llamar a la policía. Estaba gritando cosas sobre liberar al demonio de ella y luego sacó un cuchillo. Hubo múltiples puñaladas: la espalda, y luego en la parte frontal de su pecho y su cuello”.

Erik Thomas

El New York Post explicó algunos detalles del hecho, extraídos de un informe, como que Lamar levantó el arma homicida hasta el nivel de la frente de la joven, antes de derribarla y hundirla en su víctima, haciéndolo unas 25 veces.

La testigo dijo que los amigos de Hines tuvieron intenciones de intervenir en la situación, pero “tenían miedo (Davenport) también iba a atacarnos”, dijo.

Facebook

“Quiero justicia, como todos los demás”, finalizó.

Puede interesarte