Por Pablo Román
17 julio, 2017

Sus heridas actuales son “irreversibles”.

Zoe Buxton y Lucy Fretwell tienen 26 años y son gemelas. Son iguales y también comparten una extraña enfermedad llamada Fibrodisplasia osificante progresiva (FOP), que está transformando sus músculos y tendones en huesos. En pocas palabras, pierden toda su movilidad y esto las podría matar.

Lucy Fretwell

Cuando nacieron, los doctores no se percataron de un extraño signo de este padecimiento genético: una pequeña protuberancia ósea en los dedos.

Zoe, que es una fashion blogger dijo a Metro que “cuando tenía cinco” años se “cayó del sofá y se rompió el codo”. 

Zoe Buxton/ A Little Bit of Life

Pensaron que sería una herida normal, pero el brazo de Zoe “no podía enderezarse”. El FOP se manifestó y se hizo un hueso sobre la articulación. A los 8 años, ambas fueron diagnosticadas.

Lucy, a los 11 años, tuvo un accidente en su colegio y gracias a este nunca más pudo levantar los brazos sobre su cabeza. 

Lucy Fretwell/ allthingsbeatifullymade

Poco a poco perdieron la movilidad de su cuerpo, por ejemplo, Zoe usa muletas y en su casa, para su comodidad, silla de ruedas. 

Zoe, pronto comenzará una familia con su esposo Mike Buxton, pero existen grandes probabilidades de que sus hijos tengan esta enfermedad genética, que afecta a unas 800 personas en el mundo.

Hotspot Media

Por otro lado, Lucy está pensando adoptar con su prometido, Michael Smiyth.

Para poder ayudar su condición, hoy las gemelas están bajo el tratamiento de un nuevo medicamento. Gracias a este, ninguna de las dos ha experimentando formación de huesos por el momento. 

Zoe Buxton/ A Little Bit of Life

Zoe tiene fe en ellos, ya que considera que es “muy temprano”, pero también explicó que sus heridas actuales son “irreversibles”.

Puede interesarte