Por Catalina Yob
18 enero, 2017

Una pista: se necesita lana, mucha lana.

Desde el momento en que Donald Trump oficializó su candidatura para convertirse en el próximo Presidente de Estados Unidos, miles y miles de ciudadanos salieron a repudiar la decisión que acababa de tomar el magnate norteamericano. Pero todo empeoró a medida que transcurría el tiempo y su principal contrincante, Hilary Clinton y celebridades alrededor del mundo resurgieron vídeos y mensajes que acusaban a Trump de discriminación, malos tratos en contra de las mujeres, machismo y sobre todo, el trato inhumano que le daba y sigue entregando a las mujeres, sobre todo a las latinoamericanas.

Writing my inaugural address at the Winter White House, Mar-a-Lago, three weeks ago. Looking forward to Friday.

A photo posted by Donald J. Trump (@realdonaldtrump) on

Sé que muchos siguen cuestionándose y preguntándose ¿cómo es que Trump pudo salir electo?, acaso no existe suficiente evidencia que prueba que Trump tiene los valores opuestos a los que cualquier persona esperaría que tuviera un presidente. Lo más impresionante es que Trump no tiene tapujos, no tiene vergüenza y no tiene piedad a la hora de convocar a la violencia, menospreciar y humillar a las minorías, y de tratar como simples a objetos a las mujeres, valorándolas únicamente por su atractivo físico.

A menos de una semana que se lleve a cabo la marcha de las mujeres en contra de Trump en la capital de Estados Unidos, una residente de California quiso darle un vuelvo a la movilización y crear algo que pudiera alzar sus voces a la hora de marchar por el establecimiento de sus derechos en el próximo gobierno.

*La marcha de las mujeres en Washington.

Krista Suh quiso llevar más allá la lucha de las mujeres y creó un símbolo que además servirá para protegerlas del frío de Washington, apuntará a la unificación de la causa y logrará destacarla aún más. Fue así como nació el proyecto «Pussy Hat», el cual hace alusión a la vulgar forma en que Trump se refiere a las partes íntimas femeninas.

#pussyhats in the wild! #nofilter #pussyhatproject #pussyhat @loopymango @p_ssyhatproject

A photo posted by Krista Suh (@kristasuh) on

Este proyecto busca que toda mujer que asista a la convocatoria use un gorro de lana de color fucsia o rosa oscuro, el cual deberá tener orejas de gato haciendo alusión a la parte femenina que suele ser llamada «pussy» en Estados Unidos.

It should come as no surprise that I am down for this. #PussyHatProject. Link to the pattern in my bio.

A photo posted by Kate Walsh (@katewalsh) on

Y como las buenas ideas se esparcen rápidamente, lo que comenzó como una simple propuesta, se transformó en un movimiento mundial, en el cual hombres y mujeres se han involucrado para protestar en contra de las drásticas medidas que Trump busca implementar y exigir respeto e igualdad de condiciones para las mujeres.

¿Qué te parece la idea? ¿Te sumarías al movimiento?

Puede interesarte