Por Ghalia Naim
17 mayo, 2017

Deberían hacerlo en todos los colegios <3 .

Cuando era chica no me parecía en nada a quien soy hoy. Mis compañeros pensaban que era extraña porque leía todo el tiempo y no jugaba con ellos. Era una clase de “Matilda” no tan inteligente y sin poderes psíquicos, supongo. Como sea, no encajar del todo me entristecía y mamá siempre repetía que “no importa ser diferente, está bien hacer lo que a uno le hace feliz mientras no dañe al resto”. Con el tiempo me hice de muchos amigos y ni vestigios quedaron del pasado, pero gracias a ella aprendí a no prestarle demasiada atención al resto y a confiar en mí; “uno debe ser uno”. Enseñarle a un niño esta lección es muy difícil, sobre todo porque en ese tiempo somos muy inmaduros e ingenuos, y es por eso que este proyecto escolar se ha vuelto tan popular en las redes sociales.

Es sólo cosa de asomarse en la institución Sharon Elementary School en Newburgh, Estados Unidos, para notar que no es una común.

A lo lejos se puede ver el largo camino inundado de colores, producto de la genial iniciativa de la maestra Jessica Moyes.

IMAGE VIA SHARON ELEMENTARY ART/FACEBOOK

Inspirada en el cuento de Linda Kranz, Only One You, que cuenta la historia de un pequeño pececillo que está pronto a embarcarse en una aventura solo por el mar, y que solo lleva en su mochila los consejos de sus padres, la docente puso a todos sus alumnos de Kinder a pintar piedras en alusión a lo que “todos hemos aprendidos en nuestras vidas”.

IMAGE VIA SHARON ELEMENTARY ART/FACEBOOK

Un camino de piedras de colores para simbolizar que somos únicos en una vida llena de matices.

En el cuento, los padres de Adri (el pececillo en cuestión) le recuerdan la siguiente lección:

“Siempre busca nuevos amigos y encuentra tu propia manera de hacer las cosas. No tienes que seguir a la masa… Solo hay uno solo como tú en este gigantesco mundo. Haz que sea uno mejor”.

IMAGE VIA SHARON ELEMENTARY ART/FACEBOOK
IMAGE VIA SHARON ELEMENTARY ART/FACEBOOK

Moyes le comento al portal Scary Mommy que cuando leyó la historia a sus estudiantes les gustó tanto, que fue inevitable que surgiera esta genial e inspiradora iniciativa a la que se agregaron otros cursos, sumando un aproximado de 740 chicos.

Posted by Sharon Elementary Art on Wednesday, April 12, 2017

IMAGE VIA SHARON ELEMENTARY ART/FACEBOOK

Creo que esta idea está genial, ¿crees que sería bueno seguirla en colegio de tu hijo o hacer algo parecido en tu mismo curso?