Por Ignacio Mardones
7 septiembre, 2015

Yo también fui una víctima…

Entre las cosas más nefastas del planeta están los chistes contados por papás. No son para la risa, sino algo muy serio que puede sorprender a cualquiera en el peor momento. Nadie sabe cuándo a un padre se le ocurrirá hacer una broma. La conversación puede ser normal y de pronto transformarse en una trampa ideada por uno de ellos para dejar fuera de combate al pobre niño. Muchos ya han sufrido las consecuencias, por eso es que Nickelodeon, un canal comprometido con la salud infantil, ha lanzado este video de utilidad pública para que los menores estén precavidos y busquen ayuda si es necesario:

httpv://youtu.be/IOOJYKR1HPM

Si tú estás en una situación de riesgo, intenta buscar formas para protegerte. También puedes pedirle a tu madre que tome medidas, quizás entre los dos puedan erradicar ese humor y vivir en paz finalmente.

¿Qué chistes has tenido que sufrir tú? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!

Puede interesarte