Por Francisco Lira
5 octubre, 2014

El artista oriundo de Corea del Sur Seung-Hwan Oh no sólo desarrolla su fotografía. Las somete a los extraños, y a veces violentas caprichos de microbios. Las distorsionadas imágenes psicodélicas son el resultado de una reunión entre bacterias y fotografías.

1

“El resultado visual de la simbiosis entre la materia cinematográfica y la materia orgánica es el origen conceptual de este trabajo”, el artista escribe en su sitio.

Pero, ¿cómo funciona esta dramática erosión de color y forma?

Seung-Hwan Oh sumerge las imágenes en agua, agregando varios microbios que en el transcurso de unos pocos meses consumen los productos químicos sensibles a la luz presentes en las fotos

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

Puede interesarte